El Asorey se transforma con mucho arte

El centro cubre su fachada con un mural de Sargadelos y el próximo curso seguirá vistiendo las paredes de color. Además, creará el espacio «A memoria dos nosos»


cambados / la voz

«A nosa idea é crear espazos con mensaxe, facer un museo no instituto», según explicaba ayer el profesor Domingo Tabuyo, y en esas están. De momento, el IES Francisco Asorey de Cambados ya ha conseguido vestir su fachada con los azules de Sargadelos. Una de las señas de identidad del arte gallego es desde ahora, también, un vehículo para transmitir valores de igualdad y paz y para acercar a los alumnos al mundo de las artes plásticas.

Alrededor de trescientos chavales de todos los cursos participaron en la elaboración de este mosaico de piezas de loza recogidas en las fábricas de Sargadelos de A Coruña y Lugo. Como cicerone actuó Gerardo Rodríguez, Chere, el profesor de Electrónica que en su tiempo libre cambia los cables por los pinceles.

El Asorey ha dedicado este curso que termina a la igualdad, un valor que consideran fundamental en la formación de los chicos y que propició esta y otras iniciativas, como charlas y una performance. Palabras como paz, igualdad y libertad jalonan la entrada del instituto para que nadie se olvide de la importancia de unos conceptos que pueden ayudar a cambiar el mundo, en palabras de Chere.

El profesor quiere más y el curso próximo seguirá cubriendo de color, mensajes e imaginación las grises paredes del centro, con la ayuda de los alumnos. Entre sus proyectos está recrear una piscina sobre los escalones del graderío del patio y hacer un segundo mural inspirado en Maruja Mallo. A partir de septiembre también cobrará forma el espacio que han dado en llamar «A memoria dos nosos», porque en el Asorey no se olvidan ni de Chus ni de Rivero. Sus veintisiete años de historia dan para mucho, también para llorar a quienes se fueron.

Entre tanto, toca zambullirse en el mar de loza que han titulado A educación fonte de paz y en Artsorey, otra de las propuestas artísticas del instituto, que se puede ver en los locales de Exposalnés hasta el 30 de junio.

La exposición consta de doscientas piezas realizadas por profesores, alumnos y artistas colaboradores y allí tampoco falta el Sargadelos ni la reivindicación, representada por una mujer con los brazos en jarra y el eslogan «Non é non».

Este tipo de experiencias son enriquecedoras desde todos los puntos de vista: los chavales aprenden a socializar, trabajan en valores y descubren el lenguaje artístico. Chere suspira por que contribuyan, además, a descubrir a algún artista. Zaira ya dijo ayer que no será su caso, pero reconoce que disfrutó mucho haciendo la masa y pegando los trozos de cerámica, mano a mano con sus compañeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Asorey se transforma con mucho arte