Una tienda de ropa que lleva tres semanas abierta, nueva víctima de un robo en Vilagarcía

La dependienta descubrió la entrada forzada al ir a abrir

.

vilagarcía / la voz

En el comercio, abierto hace apenas tres semanas, no se nota nada anormal. La ropa, envuelta ya en colores veraniegos, parece estar perfectamente ordenada en las estanterías y en los colgadores. Nadie diría que, apenas unas horas antes, la dependienta del local había descubierto, al ir a abrir el negocio, que este había sido violentado durante la noche. Basta cruzar un par de palabras con la joven trabajadora para barrer la capa de normalidad que lo envuelve todo. «Estoy muy nerviosa», confiesa mientras recoloca algunas prendas en el lugar debido.

Según relatan en el establecimiento, cuando la joven fue a abrir el comercio se percató de que la reja había sido violentada. En el interior, afortunadamente, los ladrones no habían provocado grandes destrozos, y las pérdidas, explicaba la mujer que atiende el comercio, aún estaban por cuantificar. En cualquier caso, el susto lo tenía ya metido en el cuerpo. «Parece mentira. No lleváis ni tres semanas abiertos y ya esto», comenta una clienta que había entrado al local. No es la primera vez que una tienda de ropa es asaltada por los ladrones nada más abrir sus puertas.

Esta vez fue en el establecimiento situado en la esquina que forman las calles Alejandro Cerecedo y Arzobispo Andrade. Se abre el local hacia la calle peatonal. Es esta una zona en la que los comerciantes dicen haberse acostumbrado a convivir con la preocupación y el miedo a sufrir un robo, sobre todo por la noche. Este nuevo establecimiento ya ha sido bautizado en tan negra realidad.

Las huellas permiten detener a un meañés por un asalto en Vilalonga

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Meaño, R.F.B., de 37 años, como supuesto autor de un delito de robo con fuerza en una cafetería de la parroquia de Vilalonga (Sanxenxo). Los hechos ocurrieron el pasado mes de diciembre, cuando un desconocido forzó la puerta de una céntrica cafetería de la villa, accedió al interior de la misma y, tras destrozar la máquina recreativa y el futbolín, se apoderó del dinero que contenían. El importe sustraído ascendía a unos 2.000 euros.

Durante la investigación, se lograron hallar dos huellas dactilares que, tras su estudio identificativo por parte del grupo de Criminalística, permitieron dar con el presunto autor.

Con este arresto, explicaba ayer la Guardia Civil, son dos las detenciones llevadas a cabo en Vilalonga a raíz del dispositivo efectuado «para frenar el repunte de hechos delictivos que se venían produciendo en esta parroquia de Sanxenxo». El detenido, que fue puesto en libertad, ha quedado a disposición del juzgado número 3 de Cambados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una tienda de ropa que lleva tres semanas abierta, nueva víctima de un robo en Vilagarcía