El Albariño 2018 mantiene el modelo de actuaciones de día y al aire libre

Kepa Junquera, Dakidarría, Guadi Galego, Toteking y Pauliña actuarán en los conciertos de Fefiñáns


cambados / la voz

«O Albariño ten que vivirse tamén de día». Siguiendo esta filosofía, el concejal de Cultura de Cambados, Víctor Caamaño, ha diseñado una programación musical para la fiesta en la que repite el modelo que implantó el pasado año. Habrá actuaciones de noche y las habrá de día. Por el monte de A Pastora, las ruinas de Santa Mariña y parques y plazas del pueblo pasarán cantantes, monologuistas y montajes circenses. Con ello, argumenta Caamaño, no solo se consigue ampliar la oferta lúdica a toda la familia y en distintas franjas horarias sino que también se contribuye a dar a conocer el pueblo a los visitantes, más allá del eje A Calzada-Fefiñáns.

Cinco días de música

Todavía es pronto para dar por cerrado el programa que llenará de contenido las tardes del Albariño, pero, muy a pesar del concejal, empiezan a trascender algunos detalles del cartel. Caamaño informó de que Kepa Junquera actuará el miércoles 1 de agosto junto al grupo Sorginak; el jueves lo harán Guadi Galego, Ana Bacalhau y la joven cambadesa Pauliña; el viernes repite la Orquesta de Jazz de Galicia, que consiguió un gran éxito el pasado año; el sábado se reserva para la música más cañera con el grupo Dakidarría y el rapero Toteking; las guitarras eléctricas y los sintetizadores darán paso el domingo en Fefiñáns a la música más sosegada de la Banda de Castrelo que, como en 2017, se hará acompañar de algún artista de renombre.

Frente a lo que ocurría bajo el gobierno del PP en los años de vacas gordas, el Albariño ha dejado de ser plataforma para artistas de primera línea. Lejos quedan los tiempos de Julio Iglesias, Maná, Manolo Escobar, Juanes o Bisbal, y no es casual. Con la entrada del cuatripartito en el gobierno local hace tres años cambió el criterio y el BNG -que tiene las competencias en Cultura- ha logrado imponer su modelo. Este año ni siquiera habrá un guiño al pop-rock internacional, como el que hubo en 2016 y 2017 con Inmaculate Fools y Waterboys.

«Xa que nós non vendemos o viño do Rin ou da Rioxa tamén temos que vender a nosa cultura desde o noso. A festa non pode ser como en Valencia. Vendemos o noso, con calidade e menos imaxe tipo Operación Triunfo», explica Víctor Caamaño.

Frente a las críticas recibidas por el cartel de conciertos de ediciones anteriores, que las hubo, el edil nacionalista cree que esta apuesta es la buena y que es recibida con agrado por la mayoría de los cambadeses y de los visitantes. «O modelo non nos pasou factura en absoluto, estamos moi satisfeitos co resultado», indica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Albariño 2018 mantiene el modelo de actuaciones de día y al aire libre