La otra cara de Cambados a ritmo de trap

El vídeo superó las diez mil visitas en Youtube en solo veinticuatro horas y ya suena en los pubs del pueblo

.

cambados / la voz

«Teño planeadora en San Tomé, unha depuradora e seis chalés, manexo farlopa do Salnés, welcome to Cambados cara b». Este estribillo ya suena en la calle y suena en los pubs de la localidad con solo tres días de rodaje. Es el nuevo himno trap de Cambados -con el permiso de Félix Neymar-, obra de tres chavales de la tierra que el pasado verano urdieron un proyecto cuyo resultado está superando todas sus previsiones.

El miércoles por la noche subieron el vídeo a Youtube y en un par de horas habían alcanzado las tres mil reproducciones. Peich apostó a que en veinticuatro horas llegaban a las diez mil, y así pudo ganarse unas copas. A las cuatro de la tarde de ayer superaba las 12.300 visitas.

La fecha del lanzamiento de Cambados cara b no fue casual. A falta del episodio de Fariña, los raperos cambadeses consideraron que sería bueno cubrir este vacío en la franja horaria nocturna con su cara b, y lo petaron. El vídeo se gestó antes de la emisión de la exitosa serie y, frente a lo que cabría suponer, no bebió en absoluto de ella, según afirman sus autores. No obstante, Cambados cara b no podía haber salido en mejor momento porque se ha visto favorecido por el tirón mediático que el narcotráfico gallego ha tenido en las últimas semanas, tanto en la ficción como en la vida real.

No solo narcos

Pero que nadie piense que es un vídeo sobre narcos. Sí, se habla de Sito, de farlopa… pero como un elemento más de la intrahistoria de la villa del albariño. Por delante de la cámara pasaron personajes tan cambadeses como Lino Silva, Majete (Cubeiro), Pepita la del Germán, Juan Ransés… sin los cuales sería imposible armar esta película. Los responsables son Edu Apariz, Miguel Palacios y Pablo López, aunque ellos prefieren que les llamen por sus nombres de guerra: Atomic Swan, Palak y Peich, respectivamente. A Alberto F. Escariz (Ruggedbad) no se le ve por ningún lado -él se encargó de la parte instrumental- pero es la cuarta pata, indispensable, que sostiene el proyecto. Todos ellos llevan años en el mundo de la música. Escariz se mueve en el sector de la producción, Palak es un habitual de las batallas de gallos y ganó ya varios premios; Peich forma parte de Bronquitis Crónica 504 y Edu es el vocalista del grupo Leda Atómica.

Un buen día decidieron reunir sus talentos y de ahí nació Arousa Vice, un grupo multidisciplinar que completan con Manu Paz y Darío Padín en la dirección y posproducción. Arousa Vice ya está pensando en su segundo vídeo, pero no quieren adelantar acontecimientos.

Trabajan improvisando y, de hecho, mucho de eso hubo en su último trabajo. Partían de un guion, por supuesto, pero si durante la grabación -fueron dos semanas- se cruzaban con un mariñeiro llevando un capacho de centollos no desaprovechaban la ocasión para poner los arácnidos de mar a bailar; en la planeadora que amablemente les prestó Jato se quedaron a la deriva pero lo mejor fue lo de Juan Ransés. No había manera de concertar una cita con uno de los rostros más populares del pueblo y Arousa Vice tuvo que emular a los intrépidos Crockett y Ricardo Tubbs de Corrupción e Miami y buscarlo por Cambados para echarle el guante. Lo localizaron en la pizzería Italia y lo pillaron in fraganti.

Cambados cara b se desarrolla en medio centenar de localizaciones, entre las que se incluyen desde la Torre a Santa Mariña, pasando por el Enxebre, la churrería de Merchi y el furancho de Manolo. Todo aquel al que le pidieron colaboración se la prestó sin pedir nada a cambio, y lo agradecen.

Una generación que pisa fuerte

Edu, Pablo y Miguel disfrutaron de lo lindo con este experimento, y eso se transmite en un vídeo ante el que es imposible reprimir la carcajada. Hay que ser cambadés para sacarle todo su jugo a las letras de esta sátira, pero el trabajo gusta también fuera porque el ritmo atrapa y las historias que cuenta son cercanas. «A canción funciona por si mesma», señala Apariz. Este joven rubio y espigado con rasgos a lo Ryan Gosling es el que más expectativas tiene puestas en la industria de la música y, aunque periodista de formación, su objetivo es crecer profesionalmente entre el trap y pop babú. Miguel es monitor de ajedrez y Pablo, piloto, pero ninguno se cierra, ni mucho menos, a explotar su vena artística, hasta donde alcance.

En solo tres días se han convertido en el referente de una generación que viene pegando fuerte en Cambados dentro del movimiento rap y trap. «Hai moitos rapaces con talento», afirman, -ahí está el club CBC- y elogian el apoyo que están prestando los locales de hostelería para difundir este trabajo. Frente a ello, echan de menos una mayor implicación de las instituciones a la hora de dar visibilidad a esta manifestación de cultura juvenil y urbana. Pablo, Miguel, Alberto y Edu ya han demostrado de lo que son capaces. Quizá su cara b se convierta en la lanzadera definitiva para traspasar fronteras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La otra cara de Cambados a ritmo de trap