El Xuven se juega en Plasencia la salud, el dinero y el trabajo de la temporada

El equipo de Chiqui Barros lucha por depender de sí mismo hasta la última jornada


Dinero, salud y trabajo. Los tres pilares de la existencia moderna, al menos hasta la llegada de la probablemente mayor crisis económica y de modelo social desde el Crac del 29. Esto es lo que se juegan esta tarde el Xuven Cambados y su anfitrión, el C.B. Extremadura Plasencia, en la cancha del conjunto extremeño. Ambos, empatados a diez triunfos con el Agustinos Leclerc en la pelea por eludir las dos últimas plazas de descenso a la EBA. Nueve meses de existencia dedicada a la LEB Plata que tras el choque de esta tarde (18.30 horas) acabarán con uno de los dos equipos asomados al precicipio con un pie en suspensión. Y es que el perdedor no pasará solo ya a depender de ganar los dos partidos de Liga que le restarán, también quedará a expensas de lo que haga al menos su rival de hoy.

Así lo resaltaba en la víspera del choque el desde hace poco menos de un mes entrenador del C.B. Extremadura Plasencia. Un Dani García que no dudaba en calificar el choque con el Xuven Cambados de «auténtica final para nosotros y para ellos». Con un perfil similar al de su homólogo en el conjunto amarillo, Chiqui Barros, curtido en mil batallas a lo largo de 20 años de profesión que incluyen tres campañas en la ACB al frente del Cantabria Lobos, además de varios cursos en LEB Oro con el mismo equipo y el Plasencia, y en LEB Plata con el COB de Ourense, García ha conseguido, resalta, fortalecer a su actual equipo, que cogía «físicamente mal, y tácticamente sin muchas soluciones». Dos apartados del juego que ha mejorado, dice, si bien el Plasencia solo ha conseguido ganar uno de los tres encuentros desde su desembarco en la franquicia extremeña, el que lo midió dos semanas atrás al Arcos Albacete Básket, por 77-73. Un resultado que entronca con la solidez mostrada por el Plasencia en su cancha a lo largo de la temporada, donde se ha nutrido de la mayor parte de su decena de victorias.

«Dominar el rebote», esa es la guerra que, en opinión de García, decantará el duelo ante el Xuven de un Chiqui Barros que al frente del Plasencia vivía una de las primeras alegrías de su carrera a finales de los 90 ganando un título de EBA. El base exACB Adrián Fuentes y el alero Fernando Sierra lidera la apuesta de Dani García por un juego más abierto y con mayor profundidad en el empleo de las rotaciones, en detrimento de la carga sobre el juego interior del 2,07 nigeriano Seydou Aboubacar.

El Xuven viaja al completo, confiando en que Pablo Villarejo pueda acabar reapareciendo tras el esguince de grado 2 que le impidió jugar la semana pasada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Xuven se juega en Plasencia la salud, el dinero y el trabajo de la temporada