Y llegaron las dos horas de la verdad

La visita este sábado a Plasencia se ha convertido en una finalísima para el Xuven, que cerrará la Liga en la cancha de un La Roda quizá con el título en juego


vilagarcía / la voz

Tres es el número que marca el presente y el futuro del Xuven Cambados en la LEB Plata. Tres derrotas consecutivas reflejan el delicado estado de salud del conjunto que dirige Chiqui Barros. Tres meses, tres y medio para ser precisos, es el tiempo que lleva el equipo arousano sin conocer la victoria en un O Pombal sin la población ni la energía positiva que cargaba de electricidad su grada la temporada pasada. Y tres son las jornadas que restan para completar una fase regular de Liga a la que cinco equipos llegan luchando por eludir los tres asientos de acompañantes de un C.B. Martorell descendido a la EBA hace ya unas semanas. Tres jornadas, tres partidos, y dos horas de juego a las que el Xuven dista de llegar en el punto óptimo.

Con Martín Bello, Joaquín Reyes y Milos Andrejevic tan o más actores secundarios que los canteranos Juan Carlos Paz y Saulo Sánchez, toca confiar en que aguanten las desgastadas costuras de un Xuven encomendado por Chiqui Barros al buen hacer de Juanchi Orellano, Samu Barros, Pablo Villarejo, Carlos Poyatos, Yago Estévez y Jeff Coby. Un sexteto exprimido en lo físico y mental, que se jugará buena parte de su ser o no ser este sábado, a partir de las 18.30 horas, en la cancha de un rival directo como el C.B. Extremadura Plasencia. Empatados ambos a 10 victorias, solo un triunfo amarillo haría encarar las dos últimas jornadas con el siempre conveniente optimismo. Sobre todo por cuanto resulta difícil pensar en una derrota del Baskonia, el mejor colocado en la guerra por la permanencia con un triunfo de ventaja sobre sus tres inmediatos perseguidores, en la cancha del colista en una jornada con el Queso Zamorano intentando seguir agarrado a la categoría ante un Basket Navarrra que ha ganado sus últimos cuatro partidos, y con el Agustinos Leclerc visitando al último verdugo del Xuven, el Morón.

El valor de un resultado positivo este sábado se multiplicaría la próxima semana si el Xuven consigue poner el punto final a sus siete derrotas encadenadas en O Pombal el día 14 ante un C.B. L’Hospitalet que quizá esté peleando todavía por el factor cancha a favor en los play-offs. Y es que la próxima semana los cuatro rivales del cuadro arousano en los fondos de la tabla se medirán entre sí: Baskonia-Queso Zamorano, y Agustinos-Plasencia.

No debería dejar el Xuven su supervivencia en LEB Plata para el último día. No cuando le tocará jugar en la pista de un La Roda que podría estar disputándose el título y el ascenso directo con un Granada que recibirá a su vez al Baskonia. Ese día el Agustinos irá a Hospitalet, el Plasencia recibirá al Ávila, y quién sabe si Zamora podría protagonizar ante el Martorell un nuevo milagro.

 

La importancia de ganar también el basketaverage

Dos son los partidos que jugará el Xuven Cambados este sábado en Plasencia. El que pondrá en juego el triunfo que deshaga el empate entre ambos equipos, y el que dirimirá la diferencia de puntos que podría romper su hipotética igualada al término de la trigésima jornada de Liga.

Por lo que respecta al basketaverage, el Xuven parte con un +4 en el caso del C.B. Extramadura Plasencia, al que venció 74-70 en O Pombal. Precisamente, en el último partido que los de Chiqui Barros ganaron en Cambados, el 16 de diciembre del 2017.

 Respecto a sus otros tres rivales directos por la permanencia, el Xuven cuenta con el basketaverage a favor con el Agustinos Leclerc, con un +20 más allá de haberle ganado sus dos partidos, y el Queso Zamorano, con un +1 tras ganar un duelo y caer en el otro. Con reparto de triunfos saldaron también los de Chiqui Barros sus choques con Baskonia, con el que tienen sin embargo un -7.

Villarejo vuelve para apuntalar el juego exterior amarillo

En una plantilla tan acotada como la que gestiona Chiqui Barros la sola ausencia de uno de sus seis hombres de confianza genera un grave déficit. Le pasó al Xuven frente al Morón el pasado domingo con la baja de Pablo Villarejo. El escolta cordobés, que se perdió el choque por un esguince en su tobillo derecho durante los minutos de la basura en la visita a Granada, estará salvo recaída en disposición de jugar en Plasencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y llegaron las dos horas de la verdad