"Gisele" deja un notable reguero de incidencias por toda la comarca

La rotura de la luna de un concesionario de vehículos en Trabanca Badiña, Vilagarcía, fue el suceso más aparatoso en una jornada complicada. La jornada se cerró además con dos heridos en un accidente en Catoira y un atropello en Cambados

m.a. m.s.
vilagarcía / la voz

Gisele azotó con fuerza a la comarca de O Salnés que, si bien no sufrió daños especialmente graves por el temporal, si tuvo un reguero de incidencias durante toda la jornada. Los datos que aporta Meteogalicia dan buena fe de la intensidad del paso de la borrasca por las tierras arousanas. La estación de Corón registró una racha máxima de 106 km / h a las 11.30, y hasta 90 km / h se alcanzaron en A Lanzada. Apuntan desde el servicio de meteorología que esos 90 km / h fueron habituales en varios puntos de la comarca. Por lo que respecta a las precipitaciones, las localidades de O Salnés sufrieron intensas lluvias que se dispararon hasta los 40 litros por metro cuadrado en varias zonas.

El incidente más aparatoso sucedió a media mañana en un concesionario de vehículos situado en Trabanca Badiña. Una racha de viento destrozó una de sus lunas, que cayó hacia el interior del establecimiento. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales, pero dos de los vehículos que estaban en exposición sufrieron cuantiosos desperfectos.

Los efectivos del servicio de Protección Civil e Emerxencias de Vilagarcía retiraron árboles y contenedores de la calzada, además de asegurar algún canalón que estaba suelto y amenazaba con desprenderse y de reubicar varias vallas de obras que se habían caído. Antes, de madrugada, habían tenido que sofocar el incendio de un vehículo.

En Cambados, las fuertes lluvias caídas de madrugada motivaron la aparición de bolsas de agua tanto en Ribera de Fefiñáns como en la avenida de Vilagarcía. Ya de mañana canalones y chapas obligaban al servicio de Protección Civil a actuar para evitar problemas mayores.

Los contenedores desplazándose sin control de lado a lado de las carreteras fueron moneda común, así como los desprendimientos de varias ramas. Sucedió así en O Grove, donde no se registraron incidentes de especial gravedad. En Ribadumia la caída de un árbol provocó el corte de una carretera durante una hora y se produjo una pequeña inundación en Barrantes.

Sanxenxo estuvo especialmente afectado por Gisele. El viento se llevó parte de las planchas del alero de la lonja de Portonovo y en Montalvo la borrasca arrasó con el módulo de socorrismo y baños situado en el acceso al arenal. Además, en Adina se desplomó la pared de una nave cercana a un centro escolar, derrumbando también su tejado.

Dos heridos en un accidente en Catoira y un atropello en Cambados

La combinación entre el mal tiempo y un mareo provocó un accidente en la P0-548, a la altura de la Casa dos Oficios de Catoira. Eran cerca de las 11.30 horas cuando se produjo una colisión lateral entre un Renault, con dos ocupantes, y un BMW, en el que solo viajaba el conductor, desplazándose ambos vehículos hasta el centro de la vía. Una situación que obligó a cortar la carretera durante aproximadamente una hora. Aunque ninguna de las personas involucradas en el choque está grave, los ocupantes del Renault tuvieron que ser trasladados al hospital de O Salnés: uno por dolor cervical y otro por sufrir un corte en un dedo.

A media mañana en Cambados se produjo un atropello. Sucedió cuando una mujer cruzaba un paso de peatones en la avenida de Galicia y fue arrollada por un vehículo. El suceso se saldó con un gran susto en una zona muy transitada por vehículos y peatones, y con heridas en una pierna para la mujer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

"Gisele" deja un notable reguero de incidencias por toda la comarca