La cesión del cementerio de Santa Mariña al Concello de Cambados sigue sin avances

La petición de la comisión vecinal se cursó hace dos años


cambados / la voz

La asesoría jurídica del Arzobispado de Santiago está estudiando el tema. Esta es la respuesta oficial a la petición formulada desde Cambados para que el cementerio de Santa Mariña Dozo pase a ser de titularidad municipal. El camposanto pertenece a la Iglesia y esta circunstancia ocasiona problemas a la hora de gestionarlo. La falta de un servicio de mantenimiento propio lo suple el Concello, que asume los gastos del alumbrado y suministro de agua y un par de veces al año envía allí a sus operarios para limpiar la maleza y realizar labores de jardinería.

Esta situación genera conflictos de competencias porque, ¿hasta qué punto debe el Ayuntamiento hacerse cargo de un espacio que no es suyo? Lo hace para cubrir las demandas de los vecinos y porque el de Santa Mariña no es un cementerio cualquiera. En él se ubican unas hermosas ruinas catalogadas como monumento nacional que lo convierten en uno de los principales reclamos turísticos de la villa, lo que atrae a miles de personas a lo largo del año.

El Concello está dispuesto a coger las riendas del cementerio. El concejal del Cultura e Patrimonio, Víctor Caamaño, incluso llegó a plantear la posibilidad de redactar una ordenanza que sirva para regular los derechos y obligaciones de los propietarios de sepulturas y nichos y para establecer una tasa con la que financiar los costes de mantenimiento. Dotarlo de aseos públicos, de un crematorio y espacios para enterramientos civiles son asignaturas pendientes en Santa Mariña. Pero nada de eso se puede hacer mientras el camposanto no sea municipal.

La parroquia tomó la iniciativa y en enero del 2016 convocó una asamblea para buscar respaldo social a esta demanda. Asistieron unas doscientas personas y de allí salió una comisión que se erigió en interlocutor ante el Arzobispado de Santiago. Pero sus gestiones cayeron en saco roto. La alcaldesa y el propio Víctor Caamaño aprovecharon una visita del arzobispo Julián Barrio a Cambados para trasladarle el interés del Concello por que Santa Mariña pasase a ser municipal, pero tampoco surtieron efecto.

De momento, poco o nada se mueve en los despachos de la jerarquía eclesiástica, de manera que el cementerio seguirá entre las dos aguas de lo público y los privado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La cesión del cementerio de Santa Mariña al Concello de Cambados sigue sin avances