Xunta y Concello aún no negociaron la financiación del comedor del San Tomé

El gobierno de Cambados advierte de que su capacidad económica es limitada

.

cambados / la voz

Todavía no se sabe cuándo van a empezar las obras para construir el comedor del colegio San Tomé (Cambados) y el asunto ya destila polémica. Que el Concello tenía que colaborar económicamente con la Consellería de Educación para financiar la obra ya se sabía, lo que está por determinar es la cuantía, y en ese punto podría haber problemas.

El concejal de Educación, Víctor Caamaño, tiene pendiente una reunión con el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, para concretar esta y otras cuestiones, pero, teniendo en cuenta las noticias que le llegan, no parece que el acuerdo vaya a ser fácil. Al parecer, la consellería le va a reclamar al Concello alrededor de 40.000 euros -Vilagarcía tuvo que aportar 30.000 para el comedor de O Piñeiriño- y el concejal lanza un aviso a navegantes: «Nós non podemos asumir ese gasto», según indicó ayer a preguntas de este diario. Caamaño no quiere ir más allá en sus consideraciones a la espera de tener información de primera mano pero no oculta su preocupación por este tema. «Nós estamos dispostos a colaborar, como xa fixemos no comedor do Vilariño, pero non podemos asumir esas cantidades, cando, ademais, xa temos pechadas as partidas de investimentos».

Desde la jefatura territorial de Educación confirman que el comedor del San Tomé tendrá que financiarse vía convenio con el Concello, pero no precisa ni cifras ni fechas. Hace ahora justamente un año, César Pérez y el delegado de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, se desplazaron al colegio para anunciar la dotación de un comedor en el centro con la idea de que pudiese estar operativo este curso. Pero ni lo estuvo en septiembre del 2017 y está por ver que llegue a tiempo para el curso 2018-2019.

La consellería accedió a construir un comedor escolar a petición de la AMPA Os Olmos, que el año pasado realizó una encuesta en la que 74 padres se manifestaron interesados en utilizar este servicio. Con estas cifras en la mano, la consellería considera viable dotar al San Tomé de comedor y ya le buscó sitio. Se ubicará en un local de unos noventa metros cuadrados, que antes se utilizaba como vivienda del conserje, y la inversión estimada ronda los cien mil euros. La incógnita ahora es cuándo se hará y cómo se financiará.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xunta y Concello aún no negociaron la financiación del comedor del San Tomé