La hospitalización a domicilio llega a Cambados, Ribadumia y A Illa

El 95 % de los usuarios que reciben atención en casa se muestran satisfechos con el servicio

.

vilagarcía / la voz

La hospitalización a domicilio (HADO) llega al fin a toda el área sanitaria de O Salnés. Hasta la fecha, los pacientes de Vilagarcía y Cambados no disfrutaban de los mismos servicios en este campo porque los medios disponibles -humanos y materiales- no alcanzaban para dar cobertura a todos los municipios. Esta carencia ha sido resuelta con la dotación de un facultativo y un vehículo, lo cual permite ampliar el radio de acción a toda el área sanitaria, que atiende a 75.000 habitantes: Vilagarcía, Cambados, Vilanova, A Illa de Arousa, Ribadumia y Catoira.

La hospitalización domiciliaria permite a determinados pacientes abandonar el centro antes de ser dados de alta para continuar con el tratamiento en casa, con la misma calidad asistencial que si estuvieran en planta. Y la mayoría lo prefiere así. Según los datos facilitados por la Xerencia de Xestión Integrada de Pontevedra e O Salnés (EOXI), el 95 % de los usuarios se muestra satisfecho con esta unidad y la mayoría de los personas que reciben el alta vuelven a llamar a los profesionales del HADO para consultar dudas.

Lo habitual es que las personas que se recuperan de una operación o que sufren una patología que requiere medicación y cuidados médicos prefieran ser atendidos en el ámbito doméstico, porque no están sujetos a horarios ni tienen que dejar su entorno y su círculo más íntimo. No obstante, es la unidad del HADO la que determina la viabilidad de la hospitalización domiciliaria, previo consentimiento del enfermo y siempre que haya un familiar dispuesto a colaborar. Este modelo no se aplica a personas que viven solas.

La atención domiciliaria ofrece otras ventajas: permite liberar camas y carga de trabajo en el propio hospital y redunda en una mejora notable de la educación sanitaria de los usuarios. Son los enfermeros quienes se encargan de realizar las curas, nebulizaciones, oxigenoterapia, tratamientos intravenosos y demás pero, en muchas ocasiones, es tal la rutina que se establece con el paciente, que ellos y sus cuidadores acaban aprendiendo a tratarse y ganan en autonomía.

Esta unidad no solo está pensada para acudir a los domicilios; también da servicio a los centros geriátricos y entre sus coberturas incluye a enfermos crónicos y cuidados paliativos. Los profesionales se desplazan con todo el equipo necesario para que la atención sea la misma que se realiza en el hospital, y si es preciso realizar pruebas diagnósticas, los pacientes son trasladados en ambulancia al centro de referencia. El HADO también realiza un historial del enfermo para que, en caso de que sea precisa la atención del 061 o cualquier otro servicio de emergencias, los profesionales conozcan la situación del paciente en todo momento.

Las visitas domiciliarias de los médicos se realizan en horario de mañana, de lunes a viernes, mientras que los enfermeros amplían la asistencia, también, al horario de tarde y sábados por la mañana.

El HADO del Hospital do Salnés cumple este año una década. En 2017, efectuó 1.536 visitas domiciliarias de índole médica y de enfermería y atendió 1.166 consultas telefónicas de 239 pacientes. La estancia media de ingreso es de 11,1 días.

La directora de Procesos Asistencias da EOXI de Pontevedra e O Salnés, Sonia Fernández-Arruty Ferro, señaló ayer que la ampliación del HADO salda una deuda pendiente que había con los vecinos de Cambados, Ribadumia y A Illa, y las reacciones no se hicieron esperar. El concejal de Servizos Sociais de Cambados, Tino Cordal, ya manifestó su satisfacción ante la noticia. Este Concello aprobó en marzo instar al Sanidade a resolver esta situación, que discriminaba a los vecinos de la villa del albariño, entre otros. Caso resuelto.

El centro de salud de Vilanova recupera la calefacción y el de San Roque tendrá nueva sala de espera

La queja del sindicato CSIF sobre la falta de calefacción en el centro de salud de Vilanova resultó mano de santo para que se subsanase el problema. Según informa el Sergas, ayer por la mañana ya se había restablecido el servicio, no sin antes precisar que esta es una competencia del Concello, que se encarga del mantenimiento de las instalaciones.

El centro de salud de Vilanova sigue en el punto de mira a pesar de que no hace ni dos meses que se invirtieron allí 30.000 euros para pintar y hacer pequeñas reparaciones. Pese a todo, las humedades han vuelto a hacer acto de presencia.

No fue la única visita que realizaron en las últimas horas los técnicos de la Consellería de Sanidade a los centros de salud de la comarca. Estuvieron también en el de San Roque (Vilagarcía) para valorar el alcance de las obras que se van a realizar este año. El Punto de Atención Continuada (PAC) será dotado de una nueva sala de espera para pacientes, de tres nuevas consultas, zonas de descanso para el personal y se trasladará el archivo.

Ribadumia y A Illa

En el centro de salud de Ribadumia ya se ha actuado, en concreto, se ha instalado una nueva caldera, se cambiaron las puertas y la señalización y se pintaron las paredes.

Para lo que todavía no hay fecha es para las obras del centro de salud de A Illa, aunque no deberían retrasarse demasiado dada la previsión de la consellería de rematar esta actuación antes de acabar el año. Allí se invertirán más de cuatrocientos mil euros para acometer una ampliación y profunda remodelación de espacios de la casa del mar, que permitirá dotar el centro de salas más amplias y eliminar barreras arquitectónicas mediante la instalación de un ascensor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La hospitalización a domicilio llega a Cambados, Ribadumia y A Illa