Los problemas entre clanes están detrás de la denuncia de una vendedora gitana en Cambados

La asociación de Mujeres Gitanas anunció ayer que se presentará como acusación particular contra el Concello


cambados / la voz

La asociación de Mujeres Gitanas remitió ayer un escrito anunciando que se presentará como acusación particular en la denuncia que ha interpuesto una chica gitana contra el Concello de Cambados. Esta acusa al encargado del mercado y al concejal del ramo, Xurxo Charlín, de prohibirle vender pese a tener la correspondiente autorización. El colectivo considera que el municipio está discriminando a esa mujer por su etnia y, más concretamente, «por pertenecer a una familia específica de gitanos gallegos».

Mujeres Gitanas se va a adherir a la reclamación y a ampliar la demanda interpuesta por la vendedora. «Históricamente, las mujeres han sido víctimas de discriminación y las mujeres gitanas doblemente, una por el hecho de ser mujer y otra por ser gitana», denuncia la asociación. Insiste en que el Concello cambadés está ahora discriminando a esta mujer «por pertenecer a una familia específica de gitanos gallegos». «No toleraremos los atropellos y abusos de índole racista y xenófobo cometidos por ciertas personas del Concello de Cambados», reza el escrito que han hecho público.

Desde Mujeres Gitanas destacan que el grupo político al que pertenece Charlín haya «participado y apoyado en manifestaciones a personas condenadas por terrorismo del País Vasco y, sin embargo, no apoye y además excluya de forma malintencionada a una mujer gitana con tres hijos menores del mercadillo». Y recuerdan que todas las leyes nacionales y europeas instan a las administraciones a contribuir, apoyar y promocionar «tanto social como laboralmente a las minorías y a las personas más débiles o en riesgo de exclusión social, especialmente a las mujeres», concluyen.

La demanda

Fue la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia la que denunció la situación de esta vendedora, a la que asegura que se está discriminando por ser gitana. Según su relato, la personas en cuestión dispone de autorización para instalarse en el mercado, pero el pasado 13 de diciembre, cuando colocó su puesto, fue desalojada por la policía local previo apercibimiento del encargado del servicio. La entidad habla de acoso y xenofobia y ha puesto el caso en conocimiento del juzgado y de las asociaciones de gitanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los problemas entre clanes están detrás de la denuncia de una vendedora gitana en Cambados