Cambados impulsará en el 2018 su demanda para ser sede de Rías Baixas

Además de recabar el apoyo de los ayuntamientos, el asunto se llevará a la mancomunidad y al Parlamento gallego


cambados / la voz

En julio de 2015, el pleno de Cambados acordó, por unanimidad, instar al Consello Regulador da Denominación de Orixe Rías Baixas a trasladar su sede a este municipio. La aspiración no era nueva pero sí fue la primera vez, coincidiendo con el cambio de gobierno en el Concello, que se planteaba por la vía institucional. Y teniendo en cuenta las reticencias que existen para cambiar la sede de Mugartegui (Pontevedra) a la villa del albariño, el gobierno que dirige Fátima Abal optó por buscar adhesiones fuera de Cambados. Por ahora, las ha conseguido en cuatro ayuntamientos: Vilagarcía, O Grove, Vilanova y A Illa de Arousa. El de Ribadumia someterá el asunto a votación en el pleno de este mes y en cuestión de semanas, la alcaldesa trasladará la demanda a Meaño, Sanxenxo y Meis.

Los próximos pasos serán presentar la propuesta en la Mancomunidade do Salnés y en concellos de otras subzonas de la denominación de origen, caso de O Rosal y O Condado, además de en bodegas de Rías Baixas y el consello regulador. Por su parte, En Marea se encargará de trasladar este debate al Parlamento de Galicia.

El concejal de Somos, Tino Cordal, que en su día defendió el asunto en pleno, justifica la lentitud con que se está desarrollando esta campaña en una cuestión de estrategia. «Interésanos manter esta reivindicación viva no tempo e que os acordos que se adopten sexan por unanimidade», indicó.

Teniendo en cuenta que el PP apoyó esta demanda en todos los plenos en los que se votó, no parece probable que vaya a ser motivo de discrepancia política, pero el Concello de Cambados tiene otros escollos que salvar en el consello regulador y en la Xunta, y en el caso de que estos muros no caigan, «adoptaremos outras medidas», advierte Cordal. «Por historia e por datos económicos, Cambados ten que ser a sede do consello Rías Baixas, como ocorre en todas as denominacións de orixe de España», explica.

Los argumentos

Desde el Concello avalan su petición en el hecho de que Cambados es la cuna de la Festa do Albariño y el principal referente del sector; la subzona de O Salnés concentra el 75 % de los viticultores de la denominación y el 65 % de la producción. «

Desde tempo inmemorial o nome de Cambados e do Salnés vai asociado ao viño albariño»

, señalan desde el gobierno local. Pero estas razones no fueron suficientes para quienes gobernaban el consello regulador y la Xunta de Galicia en el 2003, cuando se acordó llevar la sede de Rías Baixas a la capital de la provincia. Esta decisión se adoptó pocos meses después de dar luz verde a la compra del pazo de Torrado para convertirlo en, según se anunció entonces, la sede histórica de Rías Baixas. La Xunta pagó 2,1 millones de euros por este edificio y la finca que lo rodea, por lo que en Cambados no se entendió que fuera finalmente Pontevedra la que se llevase el gato al agua.

Hubo una fuerte polémica y nació una reivindicación que sigue viva a día de hoy. El pazo de Torrado tiene vinculación con Rías Baixas -actualmente acoge una oficina de atención a los viticultores, otra de la Ruta do Viño y en sus jardines se celebra el xantar de la Festa do Albariño-, pero en el Concello consideran que debería ser, sobre todo, la sede del consello regulador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cambados impulsará en el 2018 su demanda para ser sede de Rías Baixas