El Xuven pierde el día que Chufi regresa al parqué

El conjunto de Cambados cayó contra el Albacete en un final muy apretado

.

Un partido extraño con un final increíble. Jawara tuvo la bola para llevarlo a la prórroga pero falló completamente solo debajo del aro y la victoria fue para un Arcos Albacete que tuvo el encuentro en sus manos, lo vio perdido y resucitó cuando ya no lo esperaba. Todo esto el día que Chufi regresó a las pistas, que esa es otra de las historias del duelo.

El Xuven comenzó muy bien. Desterrando cualquier duda sobre su puesta en acción, con Juanchi muy entonado desde la larga distancia. En realidad, Juanchi y sus compañeros, porque los locales firmaron un extraordinario 5/9 en ese primer parcial. Un 8-0 de salida lo cortó el conjunto manchego con un tiempo muerto y la irrupción en la zona de Elías. Poco a poco comenzó a entrar en el partido el conjunto visitante, que llegó a dominarlo hasta por cuatro puntos (14-18).

Los cambadeses se atascaron en el segundo parcial. Mucho. Demasiados botes, pocos pases y solo con Yago Estévez viendo el aro. Iban siete minutos de ese cuarto y el único que había anotado en los locales era su pívot. El Albacete aprovechó la coyuntura para comenzar a escaparse y llegar al descanso seis puntos por encima (35-41).

Y al inicio del tercer cuarto saltó la sorpresa. Chiqui Barros decidió que Chufi saltara a la pista. No parecía que Jawara o Yago tuvieran algún problema así que la decisión no era a la desesperada. Tendría otros motivos. Lo cierto es que la irrupción del veterano pívot, y a la sazón segundo entrenador, tuvo un buen efecto entre sus compañeros. Alberto, evidentemente, entiende muy bien el juego. Pasa bien, bloquea el rebote, hace ese tipo de cosas que a veces se echan en falta en los más jóvenes. Hasta tuvo tiempo para forzar una falta y anotar un tiro libre.

El refuerzo anímico

Sin embargo, ese refuerzo anímico inicial se fue diluyendo. El Albacete comenzó a anotar con mucha facilidad en rápidas transiciones y llegó a escaparse hasta por quince puntos (45-60). El partido tenía mala cara para los locales, que parecían desnortados, sin ideas. Tan flojos en defensa como en ataque.

Once puntos por debajo comenzó el último cuarto el Xuven, pero poco a poco la magia de O Pombal comenzó a funcionar. El Albacete se fue derritiendo. De manera tímida al principio y muy acelerada después. Cinco puntos consecutivos de Samu Barros elevaron la temperatura del pabellón. Era uno de esos partidos que ya hemos visto tantas veces. La grada cambadesa aprieta y el rival se diluye.

Y así fue. Will Saunders tomó el relevo de Samu y una canasta suya tras un rebote ofensivo ponía por delante a los locales muchos minutos después. Por tres puntos dominaba el Xuven a menos de dos minutos (74-71). El partido ya estaba donde quería.

Esos dos últimos minutos fueron un compendio de despropósitos por ambos bandos. Muchos errores y con empate a 76 se entró en el último minuto. Livinsgton anotó una canasta pero falló el tiro libre adicional de la falta. Y llegó la última posesión. El balón cayó en las manos de Will Saunders que lo hizo todo bien. Desbordó a su defensa y, cuando llegó la ayuda, dobló el balón a Jawara. El noruego estaba solo debajo del aro. El lanzamiento más sencillo de todo el partido. Pero lo falló y la victoria cayó del lado visitante.

Xuven (76): ?Otar (5), Samu Barros (15), Juanchi (13), Poyatos y Jawara (5) -equipo inicial-, Will (15), Yago Estévez (12), Chufi (1) y Villarejo (10) 

Arcos Albacete (78): Ortega (11), Maldonado, Marín (9), Livingston (12) y Elías (14) -equipo inicial-, Vázquez (2), Covington (12) y Otero (3) 

Parciales cada cuarto: 20-19, 15-22 (35-41), 17-22 (52-63) y 24-15 (76-78). 

Árbitros: García y Planells. Señalaron 18 faltas ak Xuven y 17 al Albacete. 

Incidencias: Pabellón de O Pombal. Tres cuartos de entrada. Segunda jornada de la competición de LEB Plata.

Votación
2 votos
Comentarios

El Xuven pierde el día que Chufi regresa al parqué