Veinte horas para llegar en avión desde Barcelona a Cambados

Una familia arousana viajaba en un avión de Ryanair que no pudo aterrizar en Santiago y acabó en Madrid


cambados / la voz

Los vuelos de Ryanair siguen dejando damnificados. Los pasajeros que el lunes a las 20 horas cogieron un avión en Barcelona rumbo a Santiago tuvieron que hacer noche en Madrid y regresar ayer a Galicia por carretera. Todo iba bien hasta que llegó el momento de aterrizar en Lavacolla. Había niebla y no se podía tomar tierra. Tampoco en los aeropuertos de Vigo y A Coruña que, según informó el comandante al pasaje, estaban cerrados por el mismo motivo. El avión puso entonces rumbo a Valladolid para disponerse a aterrizar en la pista castellana, pero tampoco pudo ser, según informó el comandante, y acabó en Barajas, a las once de la noche.

Una vez en Madrid, la compañía ofreció a los pasajeros un autobús para viajar a Santiago, lo cual acabó por crispar los ánimos del personal. Lo cuenta Patricia Villanueva, una cambadesa que viajaba con su pareja y sus hijos de cuatro y dos años, que está indignada por todo lo ocurrido. No tanto por el hecho de no poder aterrizar -aunque, según sus noticias, no era cierto que estuvieran cerrados los aeropuertos por las condiciones meteorológicas-, si no por el trato recibido por parte de la compañía. «Nos nos dieron ni un vaso de agua», afirma.

Tras recorrer varios mostradores y escuchar algunas respuestas poco amables, la compañía puso a disposición de los pasajeros hoteles y un autobús para el día siguiente. Era la una y media de la mañana y tocaba ir a dormir. A las siete y media, la familia volvía a ponerse en marcha para coger en Chamartín el tren de las 9.15 horas a Santiago, porque hacer el camino con dos niños pequeños en autocar no les pareció buena idea. Llegaron a su casa de O Pombal a las 16.30 horas, cansada y sin la sillita de bebé, que se la perdieron en algún aeropuerto. Ahora toca el papeleo y reclamar por la silla y los 250 euros que gastaron en tren y taxi. «Y un día de trabajo que perdimos yo y mi marido», relataba ayer Patricia Villanueva. Ayer no fue posible recabar la versión de Ryanair sobre lo sucedido en este vuelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Veinte horas para llegar en avión desde Barcelona a Cambados