Los ratones se comen el cable de las cámaras del polígono de Sete Pías

El Concello cambadés gastará 4.500 euros en reponer seiscientos metros de material dañado

.

cambados / la voz

Los ratones tienen esta vez la culpa. El polígono industrial de Sete Pías (Cambados) cuenta desde el año 2013 con cámaras, pero el sistema de videovigilancia apenas llegó a funcionar. Primero, porque no tenían los permisos en regla, y ahora, porque el cable que comunica buena parte de los dispositivos está dañado, en buena medida, por la acción de los roedores que se cuelan en las canalizaciones y dejan los cables pelados.

Con el fin de subsanar este problema, el Concello está procediendo a la reposición de seiscientos metros de cable, lo que permitirá conectar todos los equipos al sistema de grabación que, a su vez, está comunicado con una central de imágenes instalada en la sede de la Policía Local de Cambados. La instalación del nuevo cableado le cuesta a las arcas locales 4.500 euros. «Se tiveran instalado xa no seu día cable anti-roedores evitaríamos este gasto, pero fixeron as cousas mal e agora hai que arranxalo», según explica el concejal de Economía e Industria, Xurxo Charlín. Cuando habla del pasado se refiere al último gobierno de Luis Aragunde (PP), que contó con una subvención de la Xunta para dotar de videovigilancia el polígono industrial, instalación que tuvo un coste de 49.000 euros. «Fixeron as cousas a correr para xustificar a subvención. As cámaras só funcionaron un día e logo estiveron apagadas ata que chegamos nós e tramitamos todos os permisos ante a Subdelegación do Goberno», sostiene Xurxo Charlín.

A los 4.500 euros que cuesta el cable nuevo hay que sumar otros 5.000 euros que se gastaron en reponer un dispositivo de grabación, lo que eleva el presupuesto de la vigilancia del polígono a casi 60.000 euros.

Esperando la fibra óptica

Pese a los problemas, la mitad de las cámaras sí están operativas, de modo que Charlín recomienda a los amigos de lo ajeno que no se acerquen por el polígono de Sete Pías. De hecho, estas imágenes ya han sido requeridas por las autoridades en varias ocasiones como elementos de prueba ante la comisión de delitos en las empresas y en los accesos del polígono.

En cuestión de días, una vez acaben los trabajos, funcionarán la totalidad de las cámaras y la calidad del servicio será completa cuando se instale la fibra óptica, que está previsto implantar en el polígono de Sete Pías antes de final de año.

Votación
1 votos
Comentarios

Los ratones se comen el cable de las cámaras del polígono de Sete Pías