«Entre los viticultores hay expectación ante el cambio climático»

La Cidade do Viño no solo atiende a aspectos lúdicos, ayer tocó hablar del clima y de sus consecuencias, también en la viña

.

cambados / la voz

En Cambados se habló ayer sobre el cambio climático y su impacto en el medio marino y el suelo en el marco de unas jornadas organizadas al amparo del programa de la Cidade Europea do Viño. Alguien podrá pensar que ambos aspectos tienen poca relación, pero la tienen, y muy estrecha. En la viticultura, como en el resto de las actividades productivas, el clima es determinante, y para hablar de ello fueron invitados los expertos Felipe Macías, Olga Carretero y Raquel Chaves. Esta última, además de doctora en Medio Ambiente y Recursos Naturales por la Universidad de Santiago, tiene bodega en casa, de modo que puede aportar una visión académica y sectorial sobre las consecuencias del cambio climático a la hora de elaborar vino.

-¿Hay conciencia entre los viticultores y los bodegueros de la dimensión del problema?

-En general hay expectación ante las consecuencias que puede tener el cambio climático, creo que sí hay preocupación por lo que pueda pasar. Puede haber quien piense que, en principio, no viene mal para la viña, pero que haya cada vez más calor va a afectar al régimen hídrico de las plantas y al desarrollo de plagas y de enfermedades.

-¿Se están tomando medidas ante lo que pueda ocurrir?

-Se está haciendo un esfuerzo importante por parte de las organizaciones agrarias por informar, estas jornadas van en este sentido, en informar sobre las posibles consecuencias. Con el cambio climático se están desplazando características climáticas propias de otras latitudes a la nuestra.

-Usted ha hablado sobre la necesidad de cambiar el modelo productivo hacia una economía circular, ¿por qué es importante?

-Nuestro sistema productivo está basado en una economía lineal: la de fabricar, consumir, desechar y generar residuos, este es el modelo que ha provocado el cambio climático y el culpable del incremento de las emisiones de CO2 a la atmósfera. La tendencia es cambiar este modelo lineal por otro circular, que busca que todos los materiales que utilizamos en nuestro sistema de vida puedan volver a reutilizarse para que no acaben convertidos en residuos.

-¿El sector agrario está preparado para este nuevo modelo?

-Precisamente es el sector donde resulta menos novedoso porque, antiguamente, todo lo que se empleaba en el campo se volvía a utilizar y se devolvía al suelo en forma de abono. Ahora hay que ser competitivos y hay que introducir la innovación.

Votación
4 votos
Comentarios

«Entre los viticultores hay expectación ante el cambio climático»