El Madrid, campeón en Cambados

Triunfo del club blanco en la final del Campeonato de España infantil


vilagarcía / la voz

El Real Madrid completa un temporada mágica para sus categorías inferiores tras proclamarse campeón de España de la categoría infantil masculina al imponerse al Joventut Badalona en la final. El equipo catalán le puso las cosas muy complicadas al merengue. Dominó el partido durante muchos minutos, pero le faltó culminar su buen trabajo y acabó derrotado, presa de unos errores que entran en la lógica por la edad de los protagonistas.

El Madrid entró en el encuentro con mucha ambición. Como un martillo pilón, intentando que el rival no pudiera sacar la cabeza de su propio campo. A veces lo conseguía, pero otras muchas no y cuando los catalanes se sobreponían a esa lluvia de brazos enormes y de intensidad encontraban buenas posiciones porque ya se sabe que, a veces, correr hacia atrás no es igual de fácil.

La Penya, por su parte, era más comedida. No tenía problema en ceder distancia para que los jugadores del Madrid lanzaran desde lejos, porque su intención es que no se produjeran penetraciones cómodas hacia el aro.

El partido ea un vaivén. Cuando el Madrid imponía su plan dominaba en el marcador, y viceversa. Y en ese balancín se mantuvo hasta los instantes decisivos. Un par de triples consecutivos parecían poner el duelo en franquicia para los catalanes (58-63, a 6 min 35 s), pero no se rindió el cuadro merengue y le dio la vuelta al marcador. Con 75-70, y a falta de 90 segundos, el Joventut tuvo una última opción, pero desperdició los dos tiros libres y hasta la posesión posterior de una falta antideportiva y el partido se murió ahí.

Con anterioridad, el Unicaja se impuso el Barcelona en el partido por el tercer y cuarto puesto (69-73). Konstantin Kostadinov (Real Madrid) se llevó el premio al mejor jugador de la final, pero el rey del torneo fue Álvaro González (CAI): máximo anotador, reboteador, pasador y, por supuesto, nombrado el mejor baloncestista del campeonato que ayer concluyó en el pabellón de O Pombal.

Parciales cada cuarto: 16-19, 21-23 (37-42), 17-13 (54-55) y 26-17 (80-72).

Árbitros: Seijo y Sastre. Señalaron veintiuna faltas al Real Madrid y veitiséis al Joventut Badalona. Juan Núñez fue el único eliminado por personales.

Incidencias: Pabellón de O Pombal.

Matango (5), Calvo (22), García, Kostadinov (22) y Vukcevik (8) -equipo inicial-, Ortega, Pérez, Núñez (5), Herráez, Santiago (14) y Aquino (4).

Rubín (12), Montero (7), Vázquez (11), Bosch (17) y Vilar (2) -equipo inicial-, Parma (3), Hidalgo (7), Lozano (6), Figueras (5), García (2) y Penina.

Dos prórrogas en Marín para decidir quién se llevaba el título en la categoría femenina

Dos prórrogas hicieron falta para decidir cuál de los 32 mejores equipos nacionales se llevaría este año el Campeonato de España Infantil Femenino de baloncesto. Tras casi una semana entera de partidos continuos, la cosa quedó finalmente entre el Snatts Femení Sant Adriá A y el Femení Masesme A-Coelmin Llavaneres, ambos catalanes. Un intenso encuentro que comenzó a las tres de la tarde y se prolongó durante casi dos horas terminó dando la victoria a estas últimas por un ajustadísimo 80-81. Aunque el enfrentamiento tuvo un primer cuarto muy igualado (20-19), el Sant Adriá se impuso en el segundo. A pesar de quedar bastante por detrás en el marcador, las de Sant Andreu de Llavaneres reaccionaron rápidamente y consiguieron remontar tras el descanso (15-17) en un camino ascendente que les llevó a un último parcial en el que arrasaron, pero que no logró resolver el partido (8-18).

Tampoco lo hizo la primera prórroga, que terminó con un empate (10-10) que subió la temperatura en A Raña. Y a punto estuvieron de sellar otras tablas las catalanas en la segunda prolongación del partido, que finalmente dio la victoria al Masesme.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Madrid, campeón en Cambados