La mancomunidad prepara el traslado

La agrupación de concellos dejará Rúa Nova y ocupará las dos plantas superiores del edificio de A Calzada


cambados / la voz

La Mancomunidade do Salnés pronto estará de estreno porque deja las dependencias de la Rúa Nova para trasladarse al edificio de Exposalnés. La agrupación de municipios y el Concello de Cambados han llegado a un acuerdo por el cual el Ayuntamiento le cede buena parte del edificio situado en A Calzada a cambio de que asuman las obras y gastos corrientes del mismo. Una vez que se materialice el traslado, el edificio de rúa Nova quedará, de nuevo, a disposición del Concello.

Para hacer posible este cambio, ha sido necesario retirar de Exposalnés las oficinas de la Ruta do Viño Rías Baixas, que han pasado a la planta baja del pazo de Torrado, y se eliminará la sala de juntas situada en la segunda planta. La mancomunidad ocupará la primera y la segunda planta del inmueble con despachos, a mayores del salón de actos ubicado en la planta baja, que utiliza ya para actos oficiales y plenos.

La oficina de turismo y las oficinas del SmartPeme (servicio de asesoramiento sobre tecnología a empresas que ofrece la Diputación de Pontevedra), se mantienen en la planta baja del edificio. Los corredores de Exposalnés seguirán dando soporte a exposiciones de pintura y escultura y se elimina la exposición permanente de turismo situada en la primera planta, espacio que se destinará para albergar el legado de Ramón Cabanillas.

El tejado de Exposalnés filtraba agua lo cual obligó a realizar obras de reparación de la cubierta. La grúa instalada en el paseo de A Calzada ya no está pero en el interior todavía quedan cosas por hacer. En la planta baja, al lado del ascensor, se colocará una puerta para separar la sede de la mancomunidad del resto de las dependencias y arriba se realizarán divisiones interiores con cristaleras y materiales ligeros, que no precisan grandes obras.

La previsión que maneja el portavoz del gobierno de Cambados, Xurxo Charlín, es que el traslado se realice antes de fin de año, aunque en la mancomunidad prefieren no poner fechas.

Entre tanto, el ala moderna de Exposalnés seguirá semivacía, ocupada solo por la oficina de turismo y el área de asesoramiento de la Diputación. Las funciones políticas de la mancomunidad -reuniones de alcaldes y comité ejecutivo- continúan celebrándose en el edificio de A Calzada pero el personal técnico y administrativo sigue trabajando en rúa Nova.

Una vez que este edificio quede libre, el Concello lo utilizará para dar servicios a los ciudadanos; en la planta baja se ubicará el servicio de orientación laboral y la primera y segunda planta se reservan para salas de reunión que se pondrán a disposición de los colectivos sociales del municipio y para reuniones vecinales en general. También se trasladará allí parte del archivo municipal situado en la parte alta del consistorio.

Antes, se realizarán obras para afianzar la fachada y evitar casos como el ocurrido hace ahora un año, cuando estuvieron a punto de desplomarse unos cascotes, poniendo en peligro a los peatones. Además de los efectos del paso del tiempo en la estructura, el edificio de rúa Nova tiene otro problema: carece de ascensor y su distribución interior hace muy difícil salvar esta barrera arquitectónica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mancomunidad prepara el traslado