«Eu son do Asorey» y con mucho orgullo

En el instituto cambadés todavía siguen impartiendo clase profesores que lo estrenaron hace 25 años


cambados / la voz

Imposible sustraerse a una efemérides tan redonda. Ni siquiera Adela Leiro, nada dada a fotos de familia ni parafernalias de aniversario, se queda al margen de los actos conmemorativos del 25 aniversario del instituto Francisco Asorey de Cambados. Ella y Domingo Tabuyo firman el libro que recoge en 79 páginas la historia e historias, que son muchas, que se han fraguado al amparo de este centro educativo. Saben de lo que hablan porque ambos ejercieron como docentes allí. Ella hasta el curso pasado. Tabuyo sigue al pie del cañón, impartiendo Xeografía e Historia desde hace un cuarto de siglo, con un paréntesis para ejercer de diputado en Madrid. Y es que del Asorey salieron varios políticos, entre ellos el hoy concejal de Educación, Víctor Caamaño. Hay otros profesores que fueron testigos del nacimiento de un instituto que empezó siendo solo de FP para 120 alumnos y que hoy imparte la ESO, Bachillerato, ciclos formativos y educación de adultos a 600 personas.

María José Carballo, José Ramón Villanueva y José Antonio Gago son algunos de los pioneros que vieron desde primera línea la evolución de un centro del que se sienten orgullosos. Tabuyo fue el encargado de ponerle voz a ese sentimiento: «Son do Asorey», dijo ayer. Del Asorey presume de ser también Víctor Caamaño, pues allí dio clase durante quince años hasta junio pasado, y hasta el jefe territorial de Educación en Pontevedra, César Pérez Ares, hizo los coros: «Eu tamén quero ser do Asorey», apuntó durante la visita que hizo ayer al centro.

No les faltan motivos para presumir. Este centro siempre estuvo en la vanguardia, incorporando las últimas novedades en materia didáctica y tecnológica en la medida que le fue posible. «Fomos os primeiros en dar clase de informática cando case non a daban en ningún sitio», recordaba ayer María José Carballo. El cuerpo docente, inquieto y ambicioso, hizo posible que este centro participase en numerosos programas educativos relacionados con Voz Natura, recuperación de aldeas abandonadas, limpieza de ríos, experimentos en robótica y hasta visitaron el acelerador de partículas del CERN en Suiza. De todo ello, y de las fiestas, los premios, actuaciones, eventos deportivos... se da cuenta en una exposición conformada por doce paneles que se puede visitar en el vestíbulo del centro, así como en el libro IES Asorey 25 anos, que se acaba de editar. Muchos cambadeses se verán retratados porque fueron cientos los alumnos que pasaron por sus aulas. Imposible acordarse de todos pero cómo no recordar a Gago, el profesor de Teoría del Dibujo. Ayer contaba que un ex alumno en un arrebato casi lo atropella con el camión solo para poder saludarle con afecto. Es una de esas satisfacciones del oficio.

«Lo chavales tienen móviles y les entra todos por los ojos. Ya no le hacen falta tantos libros y todo es más rápido, pero los problemas son los mismos»

«Agora hai máis esixencia que antes, sobre todo na miña materia, porque na electrónica sempre estás innovando. Dar clase é máis difícil»

La celebración

La presentación del libro sobre los 25 años del centro se hizo ayer al mediodía en la biblioteca en presencia de los alumnos de segundo de Bachillerato, el equipo directivo, de los autores y de autoridades, entre las que estaban la alcaldesa de Cambados y el jefe territorial de Educación. Este último se congratuló de esta efemérides y llegó con «regalo»: las obras de ampliación comenzarán en el 2016. Y les dio un consejo a los chavales: que compren al menos un libro al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Eu son do Asorey» y con mucho orgullo