El Real Madrid asfixia al Unicaja

Campeonato de España infantil El conjunto blanco gana por aplastamiento

El conjunto blanco se mostró muy superior a su rival en todas las facetas del juego.
El conjunto blanco se mostró muy superior a su rival en todas las facetas del juego.

vilagarcía / la voz

Lloraba al concluir el partido Alessandro Scariolo y señalaba al marcador del pabellón de O Pombal, que reflejaba un 98-52 que no sorprendió a nadie de los que ayer allí estuvieron. El Real Madrid ganó por aplastamiento. Asfixió a un Unicaja que apenas pudo competir ante un equipo que se demostró muy completo.

Los primeros cinco minutos del partido ya dieron una pista de por dónde iba a ir el resto del encuentro. El Real Madrid se escapó con un 13-0 de parcial. Nueve de los puntos obra de un Usman Garuba que empezaba a exhibirse por un lado y a desesperar a Dike -el único jugador del Unicaja que se le podría comparar por físico- por el otro. Parecía el conjunto andaluz desquiciado pero Karim Johnson anotó una canasta merced a una penetración y el cuadro malagueño encadenó un 0-9 que hizo encender su luz de la ilusión. Pronto se apagó. Otro estirón de los blancos en los tres últimos minutos del período inicial fue solo el preludio de la exhibición que se avecinaba.

El segundo cuarto del Real Madrid fue, sencillamente, espectacular. Sí, Garuba dominaba las dos zonas como debió hacer Chamberlain en sus tiempos, pero es que sus compañeros estaban especialmente lúcidos. La exhibición de triples fue tremenda mientras el Unicaja aguantaba como podía el chaparrón que le estaba cayendo pese a estar a treinta grados.

Al descanso el partido estaba decidido. Solo faltaba saber cuán de ambicioso iba a ser el equipo blanco. Y lo cierto es que los madrileños no bajaron el listón hasta el final. Algo de agradecer, por otro lado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Real Madrid asfixia al Unicaja