Ruí y su lenguaje de las ballenas triunfó en Cambados

La gran familia de María Fumaça llenó el auditorio de A Xuventude hasta la bandera

Ruí, en el centro, es la persona alrededor de la gira un montaje que busca eliminar barreras.
Ruí, en el centro, es la persona alrededor de la gira un montaje que busca eliminar barreras.

El ciclo de teatro infantil del Concello de Cambados no pudo tener mejor broche. La gran familia de María Fumaça llenó el domingo hasta la bandera el auditorio de A Xuventude, en la que fue la última de las cuatro funciones organizadas en el programa de este año. La locomotora de música y canciones que está moviendo esta peculiar compañía por toda Galicia tuvo que ofrecer un bis, porque al público cambadés no le llegó una hora de espectáculo. Sobre el escenario se reunieron más de treinta personas; «isto parece Os Miserables», bromeó Carlos Blanco que -«aínda que eu son de Vilajarsía», puntualizó- el domingo cruzó la frontera para compartir actuación con sus amigos Uxía, Magín Blanco... y, sobre todo, con Ruí, la personita que representa la razón de ser de este singular proyecto.

 

 

Por la integración

 

Ruí se sostiene sobre una silla de ruedas y no articula palabra, pero eso no le impide cantar. Al compás de una guitarra y mejilla con mejilla de su padre, Ruí cautivó y emocionó al público cuando de su garganta salieron unos sonidos que evocaban a las ballenas que pueblan los océanos. María Fumaça nació para demostrar que la inclusión de las personas con discapacidad es posible en todos los ámbitos de la vida, también sobre las tablas, y para recordarle a la sociedad que todavía hay muchas barreras por derribar en este terreno. Y, también, por supuesto, para pasarlo bien y llevar la Alegría, yes allá adonde van, como reza una de sus canciones. María Fumaça vendió el domingo 260 entradas y completó el aforo de A Xuventude, situando en más de 700 las personas que a lo largo del último mes acudieron a las funciones del teatro infantil de Cambados.

 

 

Fieles al teatro

 

Desde el departamento de Cultura hacían ayer una valoración positiva de este dato pues «avala» la apuesta que hace desde hace años por el teatro infantil. «Repítese unha regularidade no número de asistentes, o que sitúa a Cambados como unha das vilas medias de Galicia con más afección polo teatro», según apuntaban desde el gobierno local. Las otras actuaciones del ciclo no registraron pleno, pero alguna le anduvo a la zaga. Para ver el domingo anterior Roedores acudieron 182 personas y para los montajes Aurora y Ra, ra, ra, lo hicieron 133 y 155 personas, respectivamente. Sin duda, el precio ayuda a obtener esta buena respuesta; los niños, parados y jubilados solo pagan 2,5 euros y los adultos, 3,5 euros.

 

 

Turno del Entroido

 

Se acabó el teatro por esta temporada pero la mascarada tiene todavía días por delante gracias al Entroido. La primera cita en Cambados será este sábado con una fiesta infantil en el parque de Torrado -en el caso de lluvia se trasladará al salón Peña-, en la que además de talleres de disfraces no faltarán hinchables y otros juegos. Y el domingo desfile de carrozas, el lunes baile y concurso de filloas, el martes concurso de disfraces...

Votación
1 votos

Ruí y su lenguaje de las ballenas triunfó en Cambados