Cinco niñas denuncian tocamientos por parte del conductor de su bus escolar en A Illa

El hombre, que está en libertad, ya no trabaja para la empresa de autocares que cubre el servicio


A Illa / La voz

Aunque lo ocurrido condujo al acusado a los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Vilagarcía, la investigación sobre un presunto episodio de abusos sexuales a menores permanece pendiente de su atribución a uno de los juzgados de instrucción y primera instancia que funcionan en la capital arousana. La denuncia parte de las familias de cinco niñas de A Illa de Arousa, quienes relatan que el conductor del autobús en el que cada día acuden al colegio les practicaba tocamientos aprovechando las paradas que el vehículo realiza a lo largo de su recorrido. El hombre, que quedó en libertad tras prestar declaración ante una jueza, ya no trabaja para la empresa de transporte que cubre el servicio.

El conductor del autocar, de unos cincuenta años de edad, fue detenido por agentes de la Policía Nacional y trasladado a la Comisaría arousana la semana pasada, después de que a una primera denuncia le sucediesen otras cuatro. Las versiones que las cinco menores han aportado coinciden en sus detalles básicos. Las niñas, usuarias de una de las tres líneas de transporte escolar que dan servicio al colegio público de A Illa, subían normalmente al vehículo y ocupaban sus respectivos asientos. Durante el trayecto hacia el centro, es habitual que el bus se detenga unos minutos en alguna de sus escalas, esperando a los pequeños que tiene que recoger en ellas, antes de reanudar su marcha. Eran esos momentos los que, según las niñas, aprovechaba el individuo para tocarlas.

El mando de la televisión

Cuando el bus se detenía en una de esas paradas, el hombre -recogen las denuncias- abandonaba su puesto, se aproximaba a alguna de las menores y se sentaba a su lado para conversar. En ocasiones, les prestaba el mando de la pantalla de televisión con la que cuenta el autocar para que se distrajesen mientras les tocaba las piernas. En cuanto sus familias conocieron lo que las niñas contaban, se lo comunicaron a los responsables del colegio, dando lugar a la apertura de un expediente informativo por parte de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, cuyo contenido fue trasladado a la Fiscalía. Dentro de esa investigación inicial por parte del servicio de inspección de la consellería, las menores afectadas relataron, en presencia de sus padres, su versión de los hechos supuestamente acontecidos en el interior del autobús.

Antes de ser arrestado, el propio conductor causó baja voluntaria en la empresa concesionaria de las líneas de A Illa, alegando una situación de presión personal importante. En estos momentos, no tiene, por lo tanto, relación alguna con el transporte escolar, ni en el municipio isleño ni en ningún otro.

El individuo, por lo visto, llevaba alrededor de un año realizando este servicio, y no era el conductor titular del autobús. Tras ser conducido al Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 3 de Vilagarcía, lo negó todo en redondo. Después de haber tomado declaración al detenido, la titular de la sala de guardia decretó su puesta en libertad y se inhibió para que sea el 1 o el 2 el que asuma el caso. Una vez atribuida la causa, será el juzgado instructor el que decida si continúa o no con ella. En caso de que la investigación siga adelante, el sujeto puede verse ante una acusación por abuso sexual a un menor de edad, que el Código Penal castiga con penas de dos a seis años de prisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cinco niñas denuncian tocamientos por parte del conductor de su bus escolar en A Illa