¿Se pueden cultivar algas? Galicia busca la forma de hacerlo

La Consellería do Mar participa en un estudio sobre este recurso, su explotación y, quizás, la manera de producirlas


Vilagarcía / La Voz

Puede que en otros lugares suene extraño, pero en Galicia son miles las personas que se dedican a cultivar el mar. Mejilloneros, parquistas, mariscadores... Todos ellos siembran cría de bivalvos y las cuidan —protegiéndolas de depredadores y de algas— hasta que alcanzan la talla adecuada para salir al mercado. Pero hay especies que se escapan a esa tradición. Las algas son un buen ejemplo: este producto, relativamente nuevo en el catálogo de manjares que sirven las rías gallegas, está en el centro de un estudio que acaba de poner en marcha el Centro de Investigacións Mariñas (CIMA), dependiente de la Consellería do Mar. Hasta el 2022, los técnicos participantes en esta investigación analizarán datos, realizarán ensayos en laboratorio, observarán el trabajo que se hace en cofradías y empresas, e intentarán determinar si es viable y sostenible el cultivo de las macroalgas. El ejecutivo gallego destinará a esta experiencia un total de 174.000 euros.

Explica la Xunta que en este proyecto de investigación se desplegarán todos los medios que la tecnología ha puesto a disposición de la ciencia. «Na avaliación da explotación destes recursos prevese empregar novas tecnoloxías como drons aéreos e submariños que poderán ser complementados con análises de imaxes de satélite para obter información sobre a situación dos bancos de macroalgas sen necesidade de desprazarse ás localidades de seguimento».

Otra parte fundamental del trabajo será «a recompilación de información dos plans de explotación das confrarías de pescadores e as empresas que se dedican a explotación de macroalgas», en los que se encuentran numerosos datos que pueden ser valiosos indicadores para la investigación. Además, «os investigadores tamén estudarán as características biolóxicas e ecolóxicas das macroalgas obxecto de estudo. A información obtida empregarase para elaborar unha guía de boas prácticas para a explotación das macroalgas».

Pero además de mejorar la explotación de los bancos naturales, «con este traballo tamén se busca coñecer as condicións óptimas de cultivo e as metodoloxías máis axeitadas para a obtención e engorde destes recursos no mar». Es decir, de lo que se trata es de «analizar aqueles aspectos da explotación nos que se debe mellorar para facela máis sustentable e rendible e indagar en novas liñas de cultivo de especies polo de agora non exploradas e que teñen demanda na sociedade para o consumo alimentario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Se pueden cultivar algas? Galicia busca la forma de hacerlo