A Illa de Arousa, a la vanguardia europea de las energías limpias


A Illa tiene un aquel especial, capaz de atrapar a quien se arriesga a cruzar el puente que separa este pequeño municipio arousano de sus vecinos de O Salnés. En esta localidad, que frisa siempre el umbral de los cinco mil habitantes, tomaron conciencia hace años de que viven en un pequeño paraíso verde y azul. Y decidieron cuidarlo. Eso explica, por ejemplo, que esta localidad invirtiese en el saneamiento cuando ese no era un gasto especialmente valorado. O que pusiese en marcha, hace más de veinte años, un plan de compostaje que colocó a los isleños ante la extrañada mirada de los municipios del entorno, a la vanguardia de Europa en lo que a gestión de residuos se refiere. Ahora, A Illa vuelve a ser pionera, ya que ha sido seleccionada, junto con 25 islas más de todo el continente, para formar parte de «Clean Energy Islands», un proyecto amparado por la Comisión Europea. Los territorios seleccionados han recibido la encomienda de marcar el camino de la transición energética, explorando vías que permitan armonizar el desarrollo económico con el cuidado del entorno, el bienestar social con el bienestar medioambiental.

Para lograr ese objetivo, en A Illa han decidido poner en práctica una estrategia que, aquí, siempre funciona: un debate social masivo, abierto a todos los vecinos. Desde hace meses, funcionan grupos de trabajo que tratan de averiguar qué se puede hacer para reducir el impacto del ser humano sobre un paraje tan delicado como es el isleño. Hay mesas de debate sobre cómo hacer más sostenible la pesca y el cultivo del mar, discusiones sobre el modelo turístico que debe ofrecer una localidad bendecida por la naturaleza, intercambio de pareceres al respecto de los nuevos tipos de construcción, más eficientes. La concejala de Medio Ambiente de la localidad arousana, Gabriele von Hundelshausen, asegura que todas estas reuniones son de lo más productivas. «Xorden moitas ideas, moi interesantes», explica la edila, que ayer mismo capitaneaba una puesta en común de las principales conclusiones alcanzadas hasta el momento. El proyecto, reconoce, es ilusionante. E importante. Porque, al fin y al cabo, A Illa ha sido seleccionada para convertirse en un motor que inspire las nuevas políticas energéticas europeas. Una muestra de un cambio que no solo es posible, sino que resulta necesario para tener alguna opción de frenar el cambio climático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Illa de Arousa, a la vanguardia europea de las energías limpias