Carballos, sobreiras y el bosque creado entre todos en A Illa

El lugar elegido, el área entre Testos y Niño do Corvo, es un espacio en el que este tipo de acciones se comenzaron a desarrollar hace años


a illa / la voz

El Concello de A Illa, el instituto que siempre está al quite para participar en estos eventos, y la asociación Gaia organizaron ayer, de nuevo, una plantación de árboles autóctonos en esta localidad arousana. El lugar elegido, el área entre Testos y Niño do Corvo, es un espacio en el que este tipo de acciones se comenzaron a desarrollar hace años. De hecho, los ochenta carballos y sobreiras que ayer tomaron tierra en este rincón de A Illa, mirando hacia el islote de O Areoso, crecerán justo al lado de otros árboles, ligeramente mayores que ellos, que fueron plantados en anteriores ediciones de esta jornada de trabajo comunitario. Así, poco a poco, va echando raíces en esta zona de A Illa un bosque de árboles autóctonos que tendrá el valor de haber sido construido entre todos aquellos que han decidido hacerlo.

Rapazada del insituto, vecinos, usuarios de BATA... Todos aprovecharon la luminosa tarde de ayer para abrir agujeros y colocar en ellos, con el cuidado que merecen, los ejemplares de robles y alcornoques elegidos para la ocasión.

Esta plantación forma parte, casi, de un programa de actos no escrito de A Illa; se ha convertido casi en una tradición anual a la que los fieles nunca fallan. Este año, el acto está amparado además por el programa de transición energética en el que está inmersa la localidad arousana, dispuesta a encontrar nuevas formas de hacer las cosas que resulten más respetuosas con el medio ambiente. En ese contexto, la plantación realizada ayer cobra su auténtica dimensión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carballos, sobreiras y el bosque creado entre todos en A Illa