Localizan a un conductor a 180 km/h por A Illa y se da a la fuga

La policía local le dio el alto hasta en dos ocasiones, sin éxito


A Illa

A 180 kilómetros por hora. Esa es la velocidad que calcula la Policía Local de A Illa que llegó a alcanzar un vehículo que circulaba hoy por el vial del puerto de O Xufre. El conductor pisó el acelerador al máximo para escaparse del coche patrulla, que le había dado el alto minutos antes. Ni siquiera los reductores de velocidad que hay en esta carretera sirvieron para frenarlo.

Pasaban de las ocho y media de la mañana cuando el agente que estaba de guardia le dio el alto al comprobar que el vehículo circulaba por una dirección prohibida por la avenida Castelao. Incluso puso las señales acústicas, pero este hizo oídos sordos y emprendió una fuga a toda velocidad hacia el paseo de O Cantiño.

La policía lo persiguió por el vial portuario hasta la avenida da Ponte, pero no pudo darle alcance ni tampoco coger la matrícula al completo. Lo que sí hizo de inmediato fue dar aviso a la Guardia Civil y a las policías locales de Vilanova, Vilagarcía y Cambados para ponerles sobre la pista y tratar de darle caza en cuanto cruzase el puente. No tuvieron que intervenir.

Al cabo de quince minutos, la misma patrulla de A Illa volvía a encontrarse al conductor temerario en la avenida da Ponte y, de nuevo, le dio el alto, sin éxito. Este emprendió la huida por el casco urbano alcanzando en esta ocasión una velocidad aproximada de 130 kilómetros por hora, según consta en el atestado policial.

Afortunadamente, un sábado a esa hora de la mañana hay poco tráfico y pocos peatones y la escapada se saldó sin daños a terceros. Aunque no faltó mucho para que hubiera un accidente, dado que cuando el coche enfiló hacia el puente para salir del municipio tomó la rotonda que conduce a las playas de O Carreirón por el lado izquierdo, lo cual obligó a maniobrar a varios vehículos que circulaban en dirección contraria, según informa la policía.

En esta ocasión, el agente sí pudo ver que al volante estaba un chico y a tomar nota de la matrícula y del modelo del vehículo, un Peugeot 607, lo cual permitió identificar a su titular, que resultó ser vecino de Cambados. Está por comprobar que este coincida con la persona que conducía esta mañana, el cual se enfrenta a tres denuncias administrativas. Una por no respetar las señales de tráfico, penalizada con una multa de 200 euros; otra por no atender a la orden de alto del agente, penalizada con 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné, y una tercera por conducción temeraria, que implica una sanción de 500 euros y la pérdida de seis puntos en el permiso de conducir. En los tres casos, se puede aplicar un 30 % a mayores de penalización económica por la agravante de peligrosidad. En caso de que el titular del vehículo no fuese el conductor, y este no llegue a identificarlo, el dueño el coche tendrá que asumir la sanción con un sobrecoste para él.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Localizan a un conductor a 180 km/h por A Illa y se da a la fuga