A Illa sigue sembrando para el futuro

Desde hace cuatro años, con el arranque del año el pósito despliega programas orientados a echar una mano al mar para que vuelva a ser tan productivo como lo fue en su momento


a illa / la voz

En la cofradía de A Illa, el mes de enero es un mes de siembras. Desde hace cuatro años, con el arranque del año el pósito despliega programas de siembra orientados a echar una mano al mar para que vuelva a ser tan productivo como lo fue en su momento. Y es que el recurso atraviesa una situación delicada que en A Illa no pierden de vista de ninguna de las maneras.

Así que las primeras semanas del año han transcurrido al ritmo de una siembra. Durante tres días se araron las zonas en las que iban a ser depositadas un millón de unidades de almeja babosa. Pero no será esta la única siembra de marisco que se haga en A Illa este año, al menos si se vuelven a repetir los esquemas del pasado. A lo largo del 2019, además de los trabajos de regeneración acometidos a principios de año, se realizó en mayo una siembra de millón y medio de unidades de almeja babosa, de la misma talla que la lanzada ayer, en otros bancos. Y en octubre se realizó una tercera aportación de marisco a los fondos: esta vez en una zona a recuperar, por lo que se empleó semilla de japónica.

En el último año, se destinaron 77.000 euros a la compra de semilla y 21.637 a arados y aportes de arena a los bancos marisqueros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Illa sigue sembrando para el futuro