Practica el plogging, correr y limpiar

Es hora de pasar a la acción: El plogging es un movimiento iniciado en Estocolmo que fusiona deporte y ecología. Esto va de recoger basura mientras haces ejercicio físico. Le llaman el running ecosostenible. Y en Galicia ya se lleva


Aunque los suecos nos llevan ventaja, ya es tendencia en Galicia quedar para salir a correr y recoger la basura que te vayas encontrando a tu paso. Se trata del plogging, una nueva modalidad deportiva, impulsada desde Estocolmo, que aúna el deporte con la protección medioambiental. El término viene de unir el conocido anglicismo jogging con la expresión sueca plocka upp, que significa «recoger». En algunos países europeos es una tendencia que pisa cada vez con más fuerza, y aquí también está en auge. Solo necesitas una bolsa y tus zapatillas deportivas. 

En la parte física, es el sueño dorado de todo entrenador. Meter sentadillas a mansalva en medio de la carrera es la combinación perfecta para ejercitar glúteos y piernas. «¡Y ocho residuos más»!, que diría Eva Nasarre. Incluso tiene similitudes con el tan de moda entrenamiento interválico. Inclinarse para recoger basura hace que el trote sea más eficaz. Es una excelente manera de mantenerte en forma mientras cuidas tu planeta. Porque aquí lo que está presente es el máximo respeto por el entorno de casi todos los que entrenan al aire libre.

Una de las sensaciones más bonitas de los corredores es esa comunión personal con la naturaleza. Ya sea en el parque, en la montaña o junto al mar, salir a entrenar al campo se convierte en una placentera forma de realizar ejercicio físico, gracias a la constante metamorfosis del paisaje. No hay lluvia que frene a un auténtico amante de la carrera. Ya pele de frío, truene, granice o faga un sol de carallo, saldrá igual a correr. Lo que sí puede fastidiar una tirada con los colegas de entrenamiento es toparte con los desechos tirados por el camino. «Yo siempre voy pendiente de lo que me encuentro en mis caminatas y lo voy retirando del medio. Son pequeños gestos que, al final, redundan en una actitud pro-medioambiente», dice Andrés Pereira, director de proyectos del Grupo Naturalista Hábitat.

Hoy en día, las noticias relacionadas con la preocupación por el futuro de nuestro planeta abren telediarios. Muchos de nosotros estamos concienciados con la defensa del medioambiente, pero ¿qué podemos hacer para ayudar? Pues, por ejemplo, apuntarnos a una limpieza de residuos. «No nos quedemos con el mero hecho de la concienciación. Demos un paso más allá y hagamos algo por el planeta. Allá donde estemos, existirán colectivos a los que nos podemos sumar por la mejora de nuestro entorno», afirma Pereira. Su entidad lleva cuarenta años trabajando en defensa del medioambiente. En lo que va del 2019, por ejemplo, en el Grupo Naturalista Hábitat han recogido más de 2.000 kilos de basura en playas, ríos y montañas, con la ayuda de más de 400 voluntarios. Muchas de ellas son acciones de limpieza que van ligadas a excursiones de senderismo y de puesta en valor de nuestro entorno, como las que realizan en colaboración con AFundación, la Obra Social de Abanca, dentro de la campaña «Traballando pola mellora do Patrimonio Natural».

Eso es lo que tiene el running, que te activa. En Galicia hay corredores que ya se han empezado a organizar para recoger desperdicios. Hacen una quedada para entrenar y aprovechan para limpiar las cunetas.

Pero el plogging también ha llegado al circuito de carreras. Este año se celebró en Barcelona la segunda edición del Ultra Clean Marathon. Los participantes corrieron la distancia de un maratón cada día durante siete días. Y al tiempo, recogieron casi tres toneladas de basura.

ENTRENAR Y RECOGER

En Galicia, cabe destacar la actividad «Deixa atrás a suciedade» que sirvió de antesala al Carreirón 10K, una prueba circular que en mayo recorre parte de los lugares más emblemáticos de A Illa de Arousa. Una semana antes de que esta se celebrase, dos clubes, el Dorna Fútbol Gaélico y Punta Cabalo Arousa Runners, pusieron en marcha, sobre el mismo itinerario, una carrera previa en la que para participar era necesario llevar guantes y bolsas para recoger basura. Ese día los deportistas reunieron una treintena de bolsas repletas de todo tipo de plásticos, palos de batea, cajetillas de tabaco, guantes o latas de cerveza. Ante la cantidad de desperdicios, el recorrido les llevó el doble de lo habitual y tardaron casi hora y media en completarlo.

Pero no solo el running es compatible con el plogging. La tendencia del ecofitness es extensible a otras modalidades deportivas como el ciclismo, la escalada, la marcha nórdica y, por supuesto, los acuáticos como el surf y el buceo. Precisamente, muchos buceadores, con sus limpiezas de fondos marinos, han demostrado que comparten el mismo interés por el cuidado de nuestro entorno en un planeta que pide ayuda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Practica el plogging, correr y limpiar