Las luces que hacen seguras las rías

Unos cuarenta faros y balizas guían a los barcos que navegan por aguas de la zona


ribeira / la voz

El mar no es tan inmenso como parece. Aunque da la sensación de que es fácil ponerse al timón de un barco y hacer millas y millas, también tiene sus peligros. Y la mayoría no se ven. Hay zonas por las que navegar en las que es necesario conocer por donde se pasa y que están convenientemente señalizadas. Para guiar a los pilotos y capitanes por toda la costa de las rías de Arousa y Muros-Noia hay esparcidos unos cuarenta faros y balizas que sirven de guía a las embarcaciones. Muchas señales son utilizadas por los regatistas delimitar las competiciones.

Los faros eran, y son, los ojos de los marineros. Por ello deben estar en perfecto estado y siempre en funcionamiento. En la zona hay siete instalaciones de estas características: Punta Cabalo, en A Illa de Arousa; Corrubedo, Sálvora, Rúa, Rebordiño, en Muros; Monte Louro y Punta Insua.

El capitán de pesca y de yates de recreo Félix González Túñez indica que en la zona hay numerosas señales luminosas porque «é moi perigosa. Ademais é unha das que máis tránsito de barcos ten pois por aquí teñen que pasar todos aqueles que van ao norte de Europa procedentes de África e tamén de América». Y es que la costa barbanzana está llena de bajos y puntas muy peligrosas en las que se sucedieron numerosos accidentes.

Este veterano marino comentó que la mayoría de las luces que hay en las comarcas de Arousa y Muros-Noia son informativas porque señalan algo, «os perigos das pedras ou das puntas e tamén son para orientarse como entrada a os portos». Para poder entrar en puerto, los barcos suelen disponer de dos luces que les guían el camino y por el que no hay dificultades geográficas.

Bombillas led

Hace años, las luces no eran muy seguras y se averiaban con frecuencia. La energía eléctrica fue la más utilizada, pero en la actualidad, y según Félix González, «é moi difícil que deixen de emitir porque todas teñen lámpadas led e son autosuficientes ao usar enerxía solar».

El marino recuerda que hace años llegó incluso a haber postes con luz y sonido, pues las señales contaban además con una campana que advertía del peligro a las embarcaciones que andaban por la zona. Unas de esas luminarias estaban frente a la costa de Carnota y en Corrubedo.

Una de las zonas más peligrosas en la ría de Arousa es Aguiño y Corrubedo donde se han producido numerosos siniestros.

El expatrón mayor aguiñense Andrés Monteagudo indicó que hay dos lugares muy concretos y que son un peligro. Destaca el bajo de Os Petóns Centoleiros, lugar en el que las reivindicaciones de los armadores y de la cofradía provocaron que hace diez años se instalase una luz que además ahora es la guía de entrada a la ría de Arousa, junto a la ubicada en Pedras Sargo, que no funciona desde hace dos semanas. Navegando entre ambas se puede acceder sin contratiempos al interior de la ría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las luces que hacen seguras las rías