Vallas para proteger las dunas y batalla a las plantas invasoras en A Illa

El Concello corta un tramo del camino perimetral con el fin de proteger los ecosistemas de las bicis y los peatones


A Illa / la voz

Los sistemas dunares de la costa atlántica están amenazados. La presión urbanística y turística han hecho ya mucho daño en estos espacios. En A Illa de Arousa no se encuentran agresiones tan flagrantes como en la costa portuguesa de Peniche o Nazaré, pero empiezan a detectar síntomas preocupantes, y el Concello ha decidido actuar.

Este otoño se inició el vallado de una zona de dunas en el parque de O Carreirón, y el año que ahora comienza se proseguirá por esta senda. El objetivo, según explica la concejala de Medio Ambiente, Gabrielle von Hundelhausen, es evitar que peatones y ciclistas deterioren estos ecosistemas tan peculiares.

El primer paso se ha dado a la altura de la playa de las Margaritas. El caminante que pretenda bordear la península desde su vertiente este se va e encontrar con que el camino paralelo a la costa está cortado y deberá seguir su paseo por un acceso interior, de nueva creación, que se dirige hacia el norte.

Por la playa

Quienes lo deseen, y con el permiso de las mareas, podrán recorrer el perímetro del parque bajando a la playa, lo cual no invade zona protegida. «Os camiños fan moito dano nas dunas, alí hai unha flora moi valiosa como é a especie endémica Linaria arenaria, que hai só en outros dous sitios en Galicia», según explica la concejala. La previsión en los próximos meses pasa por levantar más vallas en zonas de dunas y abrir caminos para habilitar itinerarios alternativos. Todo ello, en el marco de un proyecto medioambiental que se desarrolla en O Carreirón, gracias a un programa bianual, con un presupuesto de veinte mil euros, financiado con fondos europeos destinados a la protección de espacios de la Red Natura. Otra medida que se está aplicando dentro de este programa es la tala de pinos. «Preferimos plantar que cortar, pero para protexer as dunas é necesario facelo».

Margaritas no deseadas

Otro ámbito de actuación se dirige a la erradicación de las especies invasoras que están desplazando a la flora autóctona en toda la costa atlántica. En A Illa han logrado, no sin poco esfuerzo, mantener a raya al  carpobrotus o uña de gato, hasta el punto de que en Carreirón ya casi no se ven esas alfombras vegetales con vistosas flores fucsias y amarillas cubriendo los arenales. Ahora toca actuar contra la margarita del Cabo o margarita africana, que también están colonizando la costa en detrimento de la vegetación autóctona.

En el primer semestre del 2019 se hará una nueva batida para, si no eliminar, al menos reducir el manto de flores amarillas en O Carreirón. El programa diseñado para la Red Natura no permite actuar fuera del parque, pero eso no quiere decir que el Concello desatienda el otro lado de la valla, hacia O Bao. Allí, la batalla contra las especies invasoras corre a cuenta de la brigada de operarios de la asociación Bata, que en virtud de un convenio suscrito con el Concello, acude cada martes a limpiar este espacio. Otras medidas a adoptar en los próximos meses consisten en la reposición de las señalización del parque que resultó dañada por la acción de los gamberros y la reparación de los caminos interiores, para evitar baches y desniveles que provocan charcas cuando llueve y complican la circulación de bicicletas.

En A Illa apuestan por un modelo que concilie el respeto por el medio natural y el disfrute de estos hermosos parajes, lo cual implica un plus de compromiso por parte de las administraciones y los ciudadanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vallas para proteger las dunas y batalla a las plantas invasoras en A Illa