El plan de gestión de Rañeir@s peligra al denegarse la ayuda a la vigilancia

El patrón de Rianxo, Miguel Iglesias, dice que su cofradía no puede afrontar el gasto


ribeira / la voz

Tras muchos años de debate estéril, parecía haber surgido por un una alternativa para variar la gestión de los bancos de libre marisqueo de la ría. Pero el planteamiento realizado desde las cofradías integradas en la asociación Rañeir@s Ría de Arousa peligra tras haberle sido denegada la subvención para la contratación de seis vigilantes y un biólogo. La Consellería do Mar no autorizó la concesión de la ayuda porque la entidad no respondió a uno de sus requerimientos, lo que significa que las cinco cofradías adscritas a la entidad deberían asumir el gasto.

El presidente del colectivo y patrón mayor de Rianxo, Miguel Iglesias, dice que para su cofradía es inviable porque también se ha quedado sin los 80.000 euros de aportación para el pago de sus guardas rurales y asistencia técnica. Explica que no puede asumir ese nuevo gasto, ni tampoco prescindir de uno de los vigilantes del pósito «para controlar uns bancos nos que tamén traballan confrarías que non están na asociación. A situación cambiou e antes de arruinar a miña confraría desmárcome de todo».

Por su parte, el dirigente del pósito de A Pobra, Enrique Maceiras, comenta que ellos tampoco pueden soportar el gasto, pero no quiere que el proyecto naufrague: «Intentaremos buscar algunha alternativa dentro do pouco que podemos facer, porque practicamente non nos dan posibilidades». En ese sentido, el patrón mayor de A Illa, Juan Rial Millán, reconoció que las cosas se habían complicado considerablemente. «Si se quere, todo se pode. Miraremos a ver como podemos facelo».

Hoy mismo, los seis patrones mayores tienen previsto celebrar un breve encuentro, ya que están convocados a una reunión de la Federación Galega de Confrarías y su intención es juntarse antes para abordar alternativas. Lo que sí está decidido es que presentarán alegaciones.

Tomar medidas

Además, es probable que ya en el encuentro de la Federación se trace una primera línea de actuación. El patrón mayor de A Illa considera necesario que tanto este órgano, como las federaciones provinciales, tomen cartas en un asunto «moi grave», que puede poner en serio riesgo la continuidad de muchas cofradías gallegas. «Algo hai que facer para resolver esta situación, porque estamos falando dunha sanción totalmente desproporcinada», sentenciaba Millán. Y otros patrones tienen la misma sensación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El plan de gestión de Rañeir@s peligra al denegarse la ayuda a la vigilancia