Carmela Silva: «A xustiza puxo as cousas no seu sitio; a sentenza é brutal»

El alcalde de Vilanova anuncia que apelará y recurrirá, también, a la vía penal


vilanova / la voz

«A xustiza puxo as cousas no seu sitio, a sentenza é brutal». Así se expresaba ayer la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, en relación al fallo del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Pontevedra, que echa por tierra las pretensiones del Concello de Vilanova de recibir una subvención de 1,5 millones de fondos provinciales para construir un centro de talasoterapia.

La presidenta incide en que el Concello incurrió en fraude de ley al presentar un proyecto de obras ya realizadas, lo cual calificó de un hecho «gravísimo». En todo caso, la socialista no quiso ir más allá en sus declaraciones porque considera que la sentencia habla por sí sola. «A diferenza do que faría o PP, eu non vou entrar en descualificacións nin insultos. A política non é un campo de batalla, e recordo que nós tivemos que escoitar de todo, incluso que nos chamaran corruptos».

Seguro que no van a ser las últimas palabras de Carmela Silva respecto a este asunto. El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, anuncia que va a continuar la batalla judicial contra la Diputación por lo que considera un trato arbitrario con su Concello. Ayer informó de que recurrirá la sentencia del contencioso administrativo y, además, presentará una denuncia por la vía penal. «Es la primera vez que vamos a llevar desde Vilanova a un político a la vía penal. No nos dejan otra opción. Les aconsejo que, antes de presentarlo, nos devuelvan el dinero que nos quitaron, que dejen el sectarismo y nos devuelvan lo que es nuestro, porque alguno podría acabar en la cárcel», indicó Durán

«Este juicio nos permitió tener acceso a una documentación y a declaraciones de funcionarios que, de otro modo, no podríamos conseguir, y nos hizo ver que hay una serie de irregularidades, lo cual nos hace pensar que hubo desvío de fondos».

El argumento que esgrime el dirigente popular es que los concellos afines políticamente a la Diputación manejaron información privilegiada que les dio ventaja a la hora de optar a las ayudas del plan provincial. «Hay que saber porque unos concellos tuvieron la ciencia infusa de que se iban a sacar esos proyectos. Un técnico de Diputación reconoció que [los proyectos] tenían que estar hechos, porque en un mes no daba tiempo, mientras otros ayuntamientos del PP no teníamos conocimiento previo».

Durán reconoce que no está conforme con la sentencia, aun respetando el criterio judicial, y avanza que no va cejar en su empeño de que se reconozca el derecho de Vilanova a participar de los planes de inversiones de la Diputación. «Seguiremos luchando, queremos hacer la piscina y queremos que Diputación nos dé el dinero, como hizo con Bueu y A Illa».

La Diputación prepara un nuevo plan de inversiones para el 2019 «cun reparto xusto»

La presidenta provincial defendió ayer con fervor los criterios que sigue su gobierno a la hora de distribuir los fondos públicos, criterios que obedecen, dijo, a los principios de equidad y necesidades, frente a las políticas que se aplicaron bajo los gobiernos del PP. «Durante moito tempo se investiu nuns concellos e noutros non. Agora faise un reparto xusto. Nunca se fixo tanto en todo o territorio». En este contexto anunció que el próximo año, la Diputación realizará un nuevo plan de inversiones para actuar en el territorio, frente a proyectos, como el de las pousadas do Salnés, «que foron un desastre». «Pero o imos resolver», apostilló.

De las cuatro pousadas construidas solo están abiertas dos, la de O Grove y Meis, y, eso, gracias la generosidad de la cadena hotelera Hotusa, señaló. La de Meaño abrirá antes de Semana Santa y la de Ribadumia está a expensas, aún, de obtener los permisos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Carmela Silva: «A xustiza puxo as cousas no seu sitio; a sentenza é brutal»