El curso 6.º de EGB en A Illa planta a un profe por lusista

Fue en el año 1988, hace ahora treinta años


Aquellos chavales serán ya cuarentones y a buen seguro recordarán el comienzo del curso 1988-1989, tumultuoso por cuestiones de índole lingüística en el colegio público de A Illa. El caso es que medio centenar de madres de los alumnos de 6.º curso de EGB se concentraron en el centro durante más de dos horas para manifestar su más enérgica protesta ante las clases de gallego que impartía el profesor Mario Alonso Noceda. A las mujeres no les gustaba un pelo que el maestro emplease en sus clases la variante lusista, que busca una aproximación entre el gallego y el portugués. No es que lo hiciese en exclusiva, ya que recurría también al gallego normativizado. Pero no hubo nada que hacer. Las madres se negaron a que los niños asistiesen a las lecciones de Noceda, quien por otra parte argumentaba que nada estaba haciendo que vulnerase la ley y que, por lo tanto, mantendría su método. El director del colegio, a su vez, se dirigía por telegrama al delegado de Educación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El curso 6.º de EGB en A Illa planta a un profe por lusista