Una lancha con la que vigilar a los furtivos y etiquetar el marisco

La OPP-20 de A Illa incorpora a su flota una embarcación que cuenta con modernos sistemas de trabajo


A Illa / la voz

Las embarcaciones de vigilancia de las cofradías van a dejar de ser meras plataformas desde las que controlar los bancos marisqueros para evitar la acción de los furtivos. En A Illa de Arousa estrenaron ayer una lancha que actuará, además, como una especie de punto de control que permite pesar, almacenar, clasificar y etiquetar el marisco a bordo, «o cal garante a trazabilidade do produto desde o mar á lonxa», según explicaba ayer el patrón mayor de A Illa y presidente de la OPP-20, Juan Rial Millán.

La embarcación está dotada de modernos sistemas de navegación además de sistemas anticontaminación y de ahorro de combustible. Otro de los aspectos que convierte a esta embarcación en única es que cuenta con una cubierta que expulsa el agua que entra dentro de la embarcación, aumentando así la seguridad de la tripulación. «Outra das prestacións das que dispón é o realce de proa para poder aumentar as dimensións da ponte do goberno e da zona para o descanso da tripulación», según explican desde la Consellería do Mar.

Es la primera de sus características que navegará por las aguas gallegas y se suma a la flota de la OPP-20 gracias a una subvención de la Xunta. El coste de la embarcación asciende a 50.000 euros.

Botadura con cava

La titular de la Consellería do Mar, Rosa Quintana, no faltó ayer al acto de botadura en el muelle de O Xufre, y fue a ella a quien le correspondió regar con cava la nueva embarcación en su bautismo de mar. Allí estuvieron, también, la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación, Mercedes Rodríguez, representantes de la organización de productores y de la cofradía así como el alcalde Carlos Iglesias y el portavoz de la oposición, Juan José González.

La conselleira destacó la mejora que implica esta infraestructura en la lucha contra el furtivismo -pues permite ampliar los medios marítimos de que dispone la cofradía isleña- así como en los sistemas de comercialización de la organización de productores.

La compra de esta innovadora embarcación se engloba dentro del programa de la Consellería do Mar por el que se financian proyectos de mejora de la producción y la comercialización de las organizaciones pesqueras de Galicia. La Xunta destinó 2,2 millones de euros a este fin en la convocatoria correspondiente al año 2018.

A la espera de los nuevos atraques para la flota bateeira

La conselleira do Mar tiene previsto volver pronto a A Illa para presentar la que será la última actuación, por ahora, de este departamento en la localidad. Una vez reubicada la flota de los rañeiros en los nuevos pantalanes y construido el dique de abrigoe, del plan de reordenación del muelle de O Xufre ya solo queda pendiente la instalación de los nuevos pantalanes para los barcos bateeiros, que ahora se ven obligados a fondear en la dársena por falta de puntos de atraque. Esta obra está en proceso de licitación, de manera que Rosa Quintana espera regresar a A Illa más pronto que tarde para poder hacerse la foto en la nueva infraestructura, que servirá para dar cabida a ciento veinte embarcaciones. Con ello, dice, espera que queden cubiertas todas las demandas de la cofradía isleña, en la que se han hecho importantes inversiones en los últimos tiempos. El patrón mayor, por su parte, ya avanza que tiene más proyectos en cartera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una lancha con la que vigilar a los furtivos y etiquetar el marisco