Los mariscos de la ría alcanzaron durante el verano precios navideños

Las excelentes cotizaciones han permitido amortiguar el retroceso en la cantidad de kilos vendidos en las lonjas


vilagarcía / la voz

Se acaba el mes de agosto. Y con él, se despide un verano que ha dejado razonablemente satisfechos a quienes viven de los recursos de la ría. Es verdad que las capturas se han reducido drásticamente con respecto al año pasado. Si entre julio y agosto de 2017 se habían subastado en las lonjas arousanas más de un millón de kilos de producto, en los dos últimos meses el dato ha caído hasta los 825.600. Un batacazo en el que han jugado varios factores, pero que al que el sector ha logrado resistir gracias a unos precios que han llegado a colocarse al nivel de los que se alcanzan durante la Navidad. Eso se traduce en que, durante esta temporada, los valores medios en las lonjas hayan subido una media de dos euros por kilo, según los datos de Pesca de Galicia.

Pongámonos en situación. A los problemas de producción de los bivalvos -la babosa escasea, el berberecho está desaparecido- se han sumado este año otros elementos que podrían haber torpedeado las cuentas de las lonjas arousanas. A fin y al cabo, la facturación en los dos meses fuertes del verano se ha reducido con respecto al mismo período del año pasado. Pese a todo, las buenas cotizaciones alcanzadas tanto por pescados como por mariscos han logrado imprimir un cierto equilibrio a la situación.

«A primeira quincena do mes de agosto foi moi boa en prezos; par nós eses días son o Nadal do verán», afirmaba ayer Juan Rial Millán, patrón mayor de A Illa. Desde entonces, las cotizaciones han ido reduciéndose paulatinamente, recuperando el pulso normal. Pero hace tan solo unos días, la almeja rubia, quizás la que menos predicamento tiene de todas las que se producen en Galicia, llegó a doblar su precio habitual, alcanzando un valor de 15 euros. Y eso que los topes de extracción fueron, este año, mayores que en otros ejercicios.

Otras especies

El estirón de precios de la almeja rubia no solo sorprende en A Illa. Desde Cambados, el patrón mayor, Ruperto Costa, apunta en la misma dirección que Millán. «Os prezos da xapónica e da rubia foron moi bos. No caso da rubia, o nunca visto», explica el responsable de un puerto en el que se descargan una gran variedad de productos. Casi todos aquellos que tienen peso en las cuentas de la lonja han funcionado bien. «Do polbo mellor non falar», explica Costa en alusión a la escasez de este producto, uno de los grandes temas del verano. Todo ello, sumado a que la campaña de la vieira, pese a ser corta por la falta de producto, resultó positiva en cuanto a precios, hace que los responsables de la cofradía de Cambados confíen en lograr, este año, batir los buenos resultados obtenidos el anterior, cuando tras unos años duros se logró volver a la senda de los beneficios.

Los buenos resultados de este verano vienen a confirmar una tendencia que ya se observa desde hace unos años: el mercado se anima cada vez más en período estival. En estos momentos, esta temporada es, sin duda, clave para la economía de las familias que viven de la explotación productiva de la ría, acercándose cada vez más a la Navidad, unas fechas en las que ya no se logran los brillantes resultados de tan solo unos años.

Fieles al raño

Eso hace que en algunos pósitos comiencen a barruntar la posibilidad de modificar la forma de trabajo de las autorizaciones, adecuándolas a los cambios que ha experimentado el mercado. De momento, los rañeiros parecen haber ido ya adaptándose. En A Illa, por ejemplo, han sido muchos los mariscadores -alrededor de un centenar más de lo habitual- que han permanecido fieles al raño durante este período estival.

El lunes finaliza el plazo para presentar candidaturas a las cofradías gallegas

El otoño está a la vuelta de la esquina. En el mes de octubre arrancará una campaña de libre marisqueo que promete ser histórica: a partir del mes de enero, es más que posible que los bancos comunes sean gestionados mediante un plan de trabajo elaborado por las cofradías arousanas con más peso en la flota del raño. Pero aún queda mucho tiempo hasta que llegue enero. Y el calendario viene lleno de citas importantes para el sector del mar. Entre ellas, la celebración de elecciones en las cofradías gallegas. El próximo lunes remata el plazo de presentación de candidaturas para concurrir a estos comicios, fijados para el 29 de septiembre. La mayoría de los equipos de gobierno del sur de la ría están dispuestos a repetir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los mariscos de la ría alcanzaron durante el verano precios navideños