El Atlantic Fest es más que un festival

A Illa fusiona música, gastronomía, sensibilización y convivencia para todas las edades

M. A.
Vilagarcía/ La voz

Pocos festivales son capaces de concentrar en un mismo espacio a gente tan diversa, tal y como ocurre en el Atlantic Fest. Desde jóvenes festivaleros que se recorren Galicia en busca de los mejores conciertos, hasta familias que acuden con sus niños a disfrutar de una jornada musical. Una buena convivencia que también fue posible gracias a la disposición del recinto, habilitado con una amplia zona de descanso y otra de juegos para los más pequeños. «Está genial porque nos permite disfrutar del concierto y estar a la vez con los niños. Otros festivales también tienen una zona parecida, pero está fuera del recinto» asegura Paula Alfonso, que acudió a la cita musical por excelencia de A Illa con su niña de dos años.

El viernes fue un día más tranquilo y urbano, puesto que los conciertos tuvieron lugar en el centro de la ciudad y solo en horario nocturno. Sin embargo, ayer el recinto principal abrió sus puertas a lo grande. A partir de las doce y media del mediodía, la música no dejó de sonar en A Illa. A esa hora el grupo Presumido dio el pistoletazo de salida y le siguió uno de los cabezas de cartel, el incombustible Iván Ferreiro. «Bienvenidos a esta mañana cojonuda que tenemos. Hoy voy a hablar poco y cantar mucho» señaló el cantante indie al inicio de su concierto.

Una propuesta que gustó a los asistentes, puesto que no pararon de bailar hasta que acabó en torno a las tres de la tarde. En ese momento, la marea de gente se desplazó a la otra zona del recinto, donde se encuentran los foodtracks y los stands patrocinadores, desde Paco y Lola hasta Martini. Este último, convertido en escenario, albergaba a esa hora la actuación de los Nastys.

El escenario principal se volvió a llenar a partir de las cuatro de la tarde con las actuaciones de Rodrigo Amarante, Yung Beef, Iceage, La Casa Azul y, ya en la madrugada, The Vaccines y Kaiser Chiefs.

Un festival multicultural

El Atlantic Fest es algo más que un evento musical. En el recinto principal conviven diversos stands de sensibilización que tratan desde la violencia machista hasta el cuidado medioambiental, pasando por la normalización lingüística del gallego. Unas iniciativas que están teniendo muy buena acogida por parte de los asistentes, que se acercan a pedir información y a participar en las distintas actividades que proponen los organizadores.

La campaña de concienciación sobre los abusos sexuales, promovida por la Diputación de Pontevedra, no pudo ser más exitosa. Por el stand fueron transcurriendo numerosos asistentes que no dudaron en ponerse en la camiseta las pegatinas ofrecidas. Las mujeres portaron una con el lema «eu decido, ti respectas», mientras que este año se le unieron los hombres con una que reza «conta comigo, eu respecto», poniendo énfasis en la necesidad de contar con ambos géneros.

Foodtracks diversos para que comer no sea un problema

En el recinto principal hay una amplia oferta con foodtracks para todos los gustos. Desde las tradicionales hamburguesas y patatas fritas, hasta platos más elaborados como pescados y marisco, pasando por originales waffles de colores. En este caso, ir a un festival no es sinónimo de alimentarse a base de bocadillos o comida basura.

Pulsera electrónica para comprar sin largas colas

Este año la pulsera del festival viene con un chip electrónico recargable, a través del cual se puede realizar la compra de bebidas en el recinto. «Es muy efectivo, una recarga se hace en dos segundos y evitamos las colas interminables» asegura Jorge de la Torre, situado en uno de los tres puntos de recarga habilitados.

Una zona de acampada amplia, limpia y accesible

La organización del evento habilitó el entorno natural ubicado en la playa de Area da Secada para que todos los asistentes pudieran acampar de forma gratuita. Una zona amplia y muy cuidada que cuenta con suficiente espacio para albergar a cientos de personas. Como este espacio se encuentra al norte de A Illa, la organización fletó autobuses para comunicarlo con el recinto principal del festival, ubicado en O Bao, y la zona centro de la localidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Atlantic Fest es más que un festival