El cierre de la tercera planta satura los servicios del Hospital do Salnés

La junta de personal denuncia que se ha ordenado derivar los partos no inminentes


vilagarcía / la voz

Este fin de semana se hizo efectivo el cierre de la tercera planta del Hospital do Salnés. Y los problemas asociados a ese recorte estival parecen haber empezado a plantearse ya en el centro sanitario de Rubiáns. Según explicaban ayer desde la junta de personal, las dos plantas operativas están a rebosar. La situación es tan dramática, aseguran los representantes de los trabajadores, que se ha dado orden de derivar a los centros hospitalarios de Pontevedra aquellos partos que no sean inminentes. «Y si no puede derivarse por premura de tiempo, se atiende aquí y después se envía a Pontevedra a la madre y al bebé», informan desde la representación de los trabajadores.

Desde la gerencia de la EOXI Pontevedra-O Salnés niegan tajantemente este extremo. «No se ha derivado ningún parto a Pontevedra; la presión asistencial en Urgencias es normal y la asistencia está garantizada en todo momento», afirman, visiblemente molestos, desde la dirección del área sanitaria.

Fuentes hospitalarias consultadas por La Voz apuntan a que, efectivamente, hasta ayer ninguna mujer a punto de dar a luz había sido derivada a otro centro hospitalario. De todas formas, que no haya habido aún derivaciones, matizan esta mismas fuentes, no quiere decir «que no se haya dado la orden de, a partir de ahora, hacerlo». Algo que no sería de extrañar, apuntan, dada la situación que se vive en O Salnés. Y es que esas mismas fuentes confirman uno de los datos ofrecidos ayer por la junta de personal: una mujer que dio a luz a su bebé el lunes a las nueve de la noche continuaba ayer, a media tarde, sin disponer de una habitación a la que poder ser trasladada, lo que da una idea clara de la situación en el centro sanitario.

«Es una locura», insistían ayer desde la junta de personal. Las altas dadas no son suficientes para «atender a toda la gente que hay pendiente de ingreso». La situación, aseguran, justificaría sobradamente la apertura de la tercera planta prometida por la dirección del área sanitaria, que aseguró que adoptaría esa medida en caso de que las necesidades asistenciales lo requiriesen.

Desde los sindicatos que ostentan la representación de los trabajadores indican, además, que a la falta de espacio para atender a los pacientes hay que sumar la carencia de personal. Según los datos facilitados, ayer por la tarde la segunda planta estaba al borde de su ocupación, con 38 pacientes y solo dos enfermeras. «Son 19 enfermos por profesional; es una carga asistencial brutal».

Según apuntan diversas fuentes, una mujer que dio a luz el lunes seguía ayer tarde sin cama

Todas las habitaciones, incluso las de obstetricia, están dobladas

La EOXI sostiene que ninguna parturienta ha sido remitida a Pontevedra

El agrupamiento de pediatras y los recortes horarios, otros frentes abiertos

El verano es temporada caliente para los responsables del Sergas. Y este está siendo especialmente complicado. El primer problema se planteó con la propuesta de reducir horario en el centro de salud de Cambados, una medida que llegó a provocar una manifestación en la villa del albariño, donde su concejal de Sanidade, Tino Cordal (Somos) lamentó el «maltrato» recibido por parte de la administración sanitaria.

Un segundo problema surgió con el plan para agrupar servicios pediátricos, una medida que se pone en marcha, explican desde la gerencia, para garantizar la asistencia especializada a los menores. Para ello se crearon varios puntos de agrupamiento, de tal forma que los rapaces de Meaño serán atendidos en Sanxenxo, los de Vilanova y Catoira, en Vilagarcía, y los de Meis, A Illa y Ribadumia, en Cambados.

Según datos oficiales de la EOXI, el área sanitaria cuenta con cuarenta pediatras que cubren la atención infantil de los veintiséis ayuntamientos a los que se da cobertura. Siete de esos cuarenta pediatras asumen la demanda de 15 municipios y de 17 puntos de asistencia. La carencia de estos especialistas, una realidad reconocida tanto por el gobierno como por los grupos de la oposición, no es exclusiva de Galicia, sino que se produce en otras comunidades.

Aún hay más elementos que complican el verano a Sanidade, por lo menos en lo que a O Salnés toca. Y es que la reclamación de una ambulancia con soporte vital básico se intensifica ahora, precisamente cuando, de forma transitoria y estacional, Sanxenxo dispone de una.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El cierre de la tercera planta satura los servicios del Hospital do Salnés