Inmobiliarias y bancos aprovechan la Semana Santa para vender pisos

Las empresas invitan a los turistas a conocer la oferta de viviendas de la comarca

.
m. alfonso
vilagarcía / la voz

Los turistas no solo se acercan a la comarca arousana para disfrutar de sus vacaciones. Desde hace algún tiempo, las inmobiliarias están detectando que la Semana Santa es también una época alta para la venta de pisos. Porque algunos aprovechan estas jornadas de descanso para interesarse por el mercado inmobiliario. Buscar una residencia en la que disfrutar del siguiente período vacacional o una a la que retirarse a vivir cuando llegue la jubilación se han convertido en la tarea con la que residentes en otras comunidades españolas llegan a O Salnés en estas fechas. Entre sus destinos favoritos: A Illa y O Grove, dos municipios en los que los bancos todavía tienen un amplio patrimonio. No es de extrañar que estas entidades inviten a los visitantes a conocer su oferta inmobiliaria.

Ocho pisos tiene el Banco Popular en la localidad isleña. Sus precios van desde los 52.225 euros de un inmueble de treinta metros cuadrados, a los 109.500 de otro de mayor tamaño. Buena parte de ellos pertenecen a promociones que quedaron sin estrenar a causa de la crisis económica. Ahora, el banco quiere encontrarles nuevo propietario, de ahí que estos días ofrezca a los visitantes la posibilidad de conocer de cerca estas viviendas. De esta estrategia son conscientes en las inmobiliarias, que ven como las entidades bancarias les siguen haciendo la competencia. Reconocen que estas son unas fechas en las que algunos turistas aprovechan para informarse de la oferta de inmuebles, aunque en esta ocasión está afectando la lluvia. «No nos llamó mucha gente, pero es que influye también el tiempo», explican en una inmobiliaria de la localidad isleña. Sostienen que por estas fechas el mercado «se está moviendo bastante» y que la mayoría de los clientes que reciben son «gente de fuera, de Madrid, de Ourense y Barcelona». La oferta es buena, pues hay «precios apetecibles», lo que anima a algunos a invertir.

También en O Grove están recibiendo llamadas de turistas interesados en hacerse con un inmueble. «Suelen venir de toda España», explican en otra empresa del sector. El perfil del comprador es el de gente de entre 55 y 60 años, que está buscando una vivienda para pasar largas temporadas en la localidad cuando se jubile. De hecho, su interés se centra en los pisos del casco urbano, que es donde tienen más servicios. También hay quien viene buscando el lugar en el que pasará sus próximas vacaciones. Por las inmobiliarias suelen pasar a informarse y a conocer, pues este es uno de los principales municipios turísticos de O Salnés. Aunque O Grove tiene paralizado su planeamiento urbanístico, la oferta sigue siendo importante en algunas zonas.

La promoción de A Toxa

Servihabitat, la inmobiliaria de Caixabank, es una de las entidades que conserva un mayor patrimonio. Pero es que en los últimos años ha incorporado a su cartera una promoción en la isla de A Toxa en la que todavía hay a la venta 17 viviendas y 42 garajes. Claro que, en este caso, los precios no son aptos para todos los bolsillos. 245.000 euros cuesta el inmueble más barato de esta urbanización ubicada en la famosa isla meca.

El perfil del comprador es el de gente de 55 años que busca casa para jubilarse

Los entidades bancarias todavía tienen en sus manos más de cien propiedades

Los bancos todavía son propietarios de un importante patrimonio inmobiliario en Arousa. Esa es al menos la información que se desprenden de las webs que estas entidades han abierto en los últimos años. Lo curioso es que, lejos de descender, el número de propiedades que poseen ha ido en aumento, por lo menos en los dos últimos años. En Internet, empresas como Aliseda, Servihabitat, Altamira o ABanca ofertan un centenar de inmuebles en buena parte de los municipios de la comarca.

En el 2013, en plena crisis económica, las entidades bancarias tenían en Arousa más de 160 viviendas. Dos años después, sus propiedades se habían reducido y no llegaban al centenar. Actualmente, en cambio, son más de cien los inmuebles que están en manos de entidades bancarias. Este incremento podría explicarse porque en los últimos años se han hecho con promociones que no encontraron compradores tras toparse de bruces con la crisis.

Aliseda, por ejemplo, tiene ocho pisos en A Illa y una casa en Baión. Altamira, la inmobiliaria del Santander, cuenta con un piso en Meaño, otro en Vilanova, otro en Vilagarcía y otro en O Grove. Servihabitat, por su parte, es una de las que dispone del parque de viviendas más amplios. Tiene casas en Vilagarcía y Vilanova, pisos en Cambados y O Grove y una promoción de 17 viviendas en A Toxa. Dispone, además, de 26 viviendas en Ribadumia, con sus correspondientes garajes y trasteros. Por último, Abanca cuenta actualmente con diez pisos en Vilagarcía, nueve en O Grove, tres en Vilanova y dos en Ribadumia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Inmobiliarias y bancos aprovechan la Semana Santa para vender pisos