Más ilusionada en Arousa que en Nueva York

Es la artista española más cotizada en el mundo y encuentra tiempo para pintar flores con los niños, pistola en mano

;
Performance de Lita Cabellut en Vilagarcía Performance de Lita Cabellut en Vilagarcía

vilagarcía/ Vilanova / la voz

«Estoy conmovida. Me hace más ilusión estar aquí que en una exposición en Nueva York». Son palabras de Lita Cabellut ayer en el salón de plenos de Vilanova de Arousa, tras firmar en el libro de honor e iniciar así un periplo de dos días por la comarca. No es una visita cualquiera. Quizá la mayoría no sepa que Cabellut pone apellido al artista español más cotizado del momento. Así, en masculino, porque como dijo Yolanda Vázquez ayer en su presentación, el arte no tiene género.

Las nubes empezaban a asomar por el cielo en el albergue juvenil de As Sinas (Vilanova) y arrancaban los actos que Cristina Sierra-Villegas, la directora de las escuelas de arte del Liceo de Vilagarcía y Sienna de Vilanova, organizó con motivo de la Semana mundial de la educación artística que promociona la Unesco.

Ella es la artífice de que esta figura internacional recalara en este rincón de Galicia, pero no podría haberlo hecho sola, según explicó con lágrimas de emoción. Contó con la complicidad de los Concellos de Vilagarcía, Vilanova, Cambados y A Illa, de la Mancomunidade do Salnés y de cientos de niños y de adultos pertenecientes a una treintena de colegios y asociaciones, que en los últimos meses elaboraron las flores que ayer y hoy salen a la calle.

El arte en directo, en la calle

El objetivo de esta iniciativa es precisamente ese, sacar el arte de los museos y las galerías para ponerlo al alcance de la gente común y hacerlos protagonistas de la expresión artística. Y quienes mejor que los niños para abrir este camino. Pistola de agua en mano, por la mañana en Vilanova y por la tarde en Vilagarcía, los pequeños dispararon munición de color sobre montones de flores de un blanco inmaculado. «Estoy aquí por vosotros», gritó una cercana Lita Cabellut al público infantil que se daba cita al mediodía en la plaza del Concello de Vilanova. Y después se armó ella también con una pistola cargada de pintura, y estallaron los rojos, azules, amarillos y verdes. Lo operación la repetirá este mediodía en Cambados y a las seis de la tarde, en A Illa de Arousa, donde también montarán sendas

performance

para la ocasión. Su trabajo no caerá en saco roto. La artista anunció que escogerá algunas de estas flores para componer una de las obras de la exposición que abrirá sus puertas en octubre en el Museo de Arte Contemporáneo de A Coruña. Un lujo, teniendo en cuenta el nivel artístico de esta autora, pero en Arousa quieren más.

El primer teniente de alcalde de Vilanova, Javier Tourís, la invitó a ser la embajadora «de esta humilde comarca» y, ya puestos, a que elija O Salnés para pasar sus veranos. A saber, pero desde luego a Lita Cabellut se la vio ayer encantada en esta tierra. «Galicia me está dando un abrazo enorme y yo estoy aquí para agradecérselo. Tiene una luz maravillosa, tiene el duende de los magos. Galicia es mucha Galicia», indicó entusiasta.

Pocos podían pensar que esta mujer, de origen humilde y de raza gitana, acabaría reinando en los galerías nacionales e internacionales. Pero ella lo consiguió y aplaude a todo aquel, que como Cristina Sierra-Villegas, apuesta por universalizar el arte, también en pequeños pueblos y para niños de tres años. «La cultura es la ética, la filosofía que nos hace pensar», señaló. Y se dirigió a los políticos para que sigan el ejemplo que están dando los concellos de esta comarca y contribuyan a hacer a los ciudadanos mejores personas gracias al arte.

Lita Cabellut ya dejó huella en la comarca, pero sus manos ya nunca se irán. Una escultura, obra de Lucas Míguez, las inmortalizará en bronce.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más ilusionada en Arousa que en Nueva York