«Lucero» se convierte en la cuarta foca en recuperarse de sus heridas en el Igafa de A Illa

Un pesquero de Cedeira, del mismo nombre, la atrapó en sus redes el 2 de diciembre


A Illa / la voz

La fortuna hizo que un pesquero de Cedeira, el Lucero, la atrapase en sus redes y la llevase a tierra. Eso ocurrió el 2 de diciembre y, tras dos meses en la UCI de un centro de Nigrán especializado en recuperación de mamíferos marinos, la foca vuelve a nadar, ahora en una de las piscinas del Instituto Galego de Formación en Acuicultura de A Illa de Arousa (Igafa). Lucero, que así se llama el lobo marino en honor al barco que la rescató, tendrá ahora que engordar unos kilos y curar del todo sus heridas antes de ser devuelto al mar, algo que los técnicos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) calculan que debería ocurrir no más tarde de cinco semanas.

Prácticas para los alumnos

Entre tanto, la foca estará al cuidado de los alumnos del Igafa que, de forma voluntaria, se encargan de alimentarla y de hacerle un seguimiento sobre su evolución. Esta labor les sirve de prácticas pues muchos de los estudiantes orientan su futuro laboral a los acuarios.

Lucero

es la cuarta foca que pasa por el instituto de acuicultura desde el año 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Lucero» se convierte en la cuarta foca en recuperarse de sus heridas en el Igafa de A Illa