El colofón de un buen año de precios en las lonjas arousanas


Las almejas y los berberechos llegan durante todo el año a los mercados. En Navidad, sus precios suelen despegarse y subir, en ocasiones, hasta las nubes. Cuando empezó la crisis económica, la burbuja del marisco se desinfló: de un tiempo a esta parte, el remonte navideño de los precios ha sido mucho más suave de lo habitual. ¿Qué ocurrirá esta vez? Hay voces que consideran que las fiestas de final de año serán el colofón perfecto a un buen año de precios en las lonjas arousanas.

Y es que, es verdad, las cotizaciones de los bivalvos se han mantenido unos cuantos euros por encima de lo habitual. Tomemos un ejemplo. La almeja babosa se cotizó el año pasado, entre enero y noviembre, a un precio medio de 13,70 euros en la lonja de A Illa. Este año, en el mismo puerto, ese producto ha tenido un valor medio de 16.47 euros.

Detrás de estos resultados parece estar un verano excepcional, en el que los hoteles y los restaurantes han recuperado el vigor que habían perdido durante los años más difíciles del batacazo económico. Pero incluso octubre, un mes tradicionalmente de bajos precios, ha logrado mantenerse un poco por encima de su tono gris habitual.

El camarón

Lo mismo se puede decir del camarón. A Illa y O Grove son los dos puertos en los que esta especie tiene una mayor presencia. En el primero de los casos, el camarón se ha vendido en lo que va de año a un precio medio de 42 euros. El año pasado fueron 37. Mientras, en la lonja de O Corgo se repite la situación: este año la cotización media fue de 36,65, mientras que en 2015 el promedio era de casi 29 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El colofón de un buen año de precios en las lonjas arousanas