La flota tradicional carece de puertos «dignos» para atracar

Las asociaciones gallegas reclaman a la Xunta una solución

.

vilagarcía / la voz

Las Rías Baixas aglutinan la mayoría de las embarcaciones tradicionales de Galicia. Según los cálculos de Culturmar -antigua Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial-, las tres cuartas partes de esta flota tienen puerto base en las rías de Arousa, Pontevedra y Vigo, aunque hablar de puertos no siempre es exacto. Los propietarios de dornas, racús, gamelas y galeones no siempre lo tienen fácil a la hora de encontrar un lugar donde atracar. En los puertos gallegos falta espacio para esta flota y, cuando lo hay, es compartido con las lanchas de poliéster -de recreo o de faena- y con los pesqueros.

En Culturmar reivindican la creación de «mariñas tradicionais» en varios puntos de Galicia «a xeito de museos vivos habilitados específicamente para estas embarcacións a fin de facilitar o seu uso social, cultural e turístico», según apuntan desde la federación. Así se lo han trasladado ya a Portos de Galicia con el fin de que en los planes futuros de infraestructuras se tenga en cuenta esta reclamación.

Pero no solo es una cuestión de pantalanes. La Consellería de Cultura también tiene mucho que decir en la materia pues de ella depende la aprobación del reglamento que regirá los criterios a la hora de clasificar e inventariar la flota tradicional.

En Combarro y en Vigo

Actualmente solo hay espacios específicos para las embarcaciones tradicionales en Combarro (Poio) y en Bouzas (Vigo), que resultan claramente insuficientes, a juicio del presidente de Culturmar, Manuel García Sendón. «

É fundamental crear mariñas tradicionais nos portos do país para darlle certa dignidade ás embarcacións tradicionais»

, señala. Con estos espacios no solo se conseguiría un espacio para el amarre de los barcos. También se podrían dotar de servicios específicos para una flota, de madera y con velas, que requiere unas labores de mantenimiento particulares. Algunos de estos barcos, especialmente los de mayor porte, son auténticos museos flotantes que permiten navegar a la vieja usanza, como cuando el transporte de ladrillos y tejas se hacía en galeones y cuando los marineros iban a por la sardina en dornas a vela. Hoy su uso está circunscrito al ocio y al turismo y constituyen un elemento fundamental de la historia y patrimonio de Galicia.

La federación pola cultura marítima reúne 46 asociaciones de toda Galicia con unas 300 embarcaciones, de las cuales la mayor parte son de propiedad de los colectivos y aproximadamente un tercio, de los socios. Arousa es la que aporta mayor número de embarcaciones, siendo A Illa donde se concentra la mayor cantidad.

Culturmar negocia con el Concello un nuevo emplazamiento

Cambados es la sede de la Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial desde hace años gracias a un acuerdo alcanzado con el Concello. Hasta la fecha celebran sus reuniones en una antigua escuela unitaria de Castrelo pero esta sede no es definitiva. Había negociaciones con el anterior alcalde para que esta pasase a instalarse en la Casa Mariñeira de San Tomé, pero, finalmente este local se ha descartado por no reunir las condiciones adecuadas. Ambas partes negocian ahora otro emplazamiento.

Votación
0 votos
Comentarios

La flota tradicional carece de puertos «dignos» para atracar