Los vigilantes de la playa plantan a Vilagarcía

Seis de los socorristas seleccionados por Ravella renuncian a su plaza al haber ganado un puesto similar en otro concello

A Illa ya realizó estos días las pruebas de selección de los seis socorristas que vigilarán las playas de Area de Secada y O Bao.
A Illa ya realizó estos días las pruebas de selección de los seis socorristas que vigilarán las playas de Area de Secada y O Bao.

Vilagarcía / La Voz

La serie protagonizada por David Hasselhoff y Pamela Andersen -que dicho sea de paso ha envejecido bastante mal, lo mismo que sus protagonistas- ha globalizado una imagen de la función de los vigilantes de la playa que, como toda serie de ficción que se refiere a cualquier actividad profesional, tiene una parte que se acerca a la realidad y otra que nada tiene que ver con el trabajo diario de quien realiza esas funciones. En este caso, ser socorrista en una playa en los meses de verano tiene sus cosas buenas. Uno se pone muy moreno, convive con gente que está de vacaciones y que se lo está pasando fenomenal, lo cual siempre anima, y cobra por estar en permanente contacto con el mar y el aire libre, lo cual es todo un lujo. Pero por supuesto, también tiene sus sombras; sobre todo la de esos días que amanecen nublados o con lloviznas y que hay que estar igual en lo alto de la torre de vigilancia con el bañador puesto. Y lo peor es cuando hay una emergencia, que para eso están ellos allí; y ya se sabe que el verano se llena de picaduras de fanecas o de avispas, de pequeños sustos, como el típico del niño que se va al agua detrás de la colchoneta, o verdaderas tragedias, que de todos son sabidas y por eso no es necesario recordarlas.

Proceso de selección

Pues de todo un poco se encontrarán este verano los 31 socorristas que en los próximos días desembarcarán en las playas de la comarca. Como siempre, tarde, porque los arenales llevan ya un mes llenos de bañistas, pero por las incomprensibles previsiones de la administración, parece que en junio no corre uno peligro de ahogarse, mientras que en julio y agosto las posibilidades crecen exponencialmente. Al menos, a diferencia de otros años, cuando la Xunta retrasaba la confirmación de las subvenciones para contratarlos, se prevé que el 1 de julio ya puedan estar operativos, lo que permitiría también izar la bandera azul en las diez playas que las han renovado este año.

Unos días de retraso

Bueno, con una puntualización. Va a ser difícil que en las playas de Vilagarcía estén los socorristas el miércoles de la próxima semana. Es posible que se retrasen unos días, y la razón es que la plantilla de trece profesionales contratados con las ayudas del Plan de Cooperación de la Xunta no estará operativa para entonces. En Vilagarcía se han hecho las pruebas pertinentes para su selección en tiempo y forma, como en los demás concellos de la comarca; pero una vez seleccionados los aspirantes, seis han renunciado a su puesto. Han preferido otras opciones.

Nueva tanda

Puede resultar sorprendente, pero lo cierto es que la mitad de los seleccionados para trabajar en las playas de A Compostela, Bamio y Vilaxoán, prefirieron hacerlo en otros destinos. Normalmente, los socorristas titulados se presentan a las pruebas en más de un municipio, y si las superan al menos en dos, luego ellos eligen sus preferencias. Y eso pasó en Vilagarcía; seis de los seleccionados superaron el proceso también en otros municipios y se decantaron por la otra opción. Todo ello obligará a abrir un nuevo proceso de selección para elegir a los seis socorristas que faltan. Las pruebas -sobre todo las físicas, en las que tendrán que dejar constancia de su buena forma y de su destreza en un simulacro de salvamento- se llevarán a cabo en los próximos días, y la selección se hará efectiva el 2 de julio. Se ha tenido que hacer una nueva convocatoria ante el Servizo Público de Emprego, que ha mandado esta vez a veinte aspirantes, así que malo será que a la segunda no vaya la vencida.

Banderas azules

Solo entonces, cuando estén contratados los trece profesionales, se podrán izar las banderas azules en O Preguntoiro y O Campanario, un ritual de apertura de la temporada de baño que a lo largo de la próxima semana vivirán también O Grove y A Illa.

Seis socorristas han renunciado a trabajar en los arenales del municipio

Votación
0 votos

Los vigilantes de la playa plantan a Vilagarcía