La gerencia del geriátrico Valle-Inclán niega que el centro esté en precario

la vozvilanova la voz

El gerente de la residencia geriátrica Valle-Inclán (Vilanova), Enrique Martínez Núñez, ha salido al paso de la rueda de prensa ofrecida el pasado jueves por el sindicato CIG y un grupo de extrabajadoras en la que se puso en cuestión el buen funcionamiento del centro. Martínez Núñez niega estas afirmaciones y lanza un órdago: «Va a haber residencia para rato, y lo que te rondaré morena».

La extrabajadoras y el sindicato enviaron un escrito al Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra solicitando que se ejecute de una vez por todas las medidas encaminadas al cese de actividad del centro de As Sinas. Tanto Viajes Silgar como Nurtime -las dos empresas que lo gestionaron durante años- han sido declaradas culpables en sendos concursos de acreedores, de manera que tienen todos sus bienes embargados. Ante esta situación, también piden la intervención de la Xunta pues consideran que la administración debe velar porque la residencia ofrezca un servicio óptimo y sus gestores cumplan con la legalidad.

La Xunta le dio el visto bueno

Enrique Martínez Núñez niega lo dicho en rueda de prensa respecto a que el centro no ofrece un servicio de calidad a sus 69 residentes y pone como aval las inspecciones de la Xunta «que siempre pasamos».

«Ni estamos sin luz, ni hay cubos por el suelo recogiendo goteras ni es cierto que no se cumplan las ratios de personal», añadió el gerente. Este está muy molesto con este colectivo, al que acusa de lanzar acusaciones falsas con el único afán de perjudicarle, y ya tomó medidas legales contra algunas de ellas. «Va a haber juzgado de lo Penal para rato», abundó en relación a unas denuncias que presentó contra el administrador concursal y algunas extrabajadoras por supuesta falsedad documental. «Los imputados son ellos, no yo, y, por cierto, mi inhabilitación por tres años está recurrida», aclaró.

«Pido a los sindicatos que les digan la verdad a sus representadas. La culpa de que ahora tengan problemas con Hacienda es de sus abogados, que les pidieron que se dieran de alta de oficio en la Seguridad Social», explicó en alusión a las quejas de las extrabajadoras que se encontraron con que, a la hora de hacer la declaración de la renta, consta que siguen cobrando por trabajar en la residencia, cuando llevan meses en paro.

Enrique Martínez también negó que la empresa que actualmente gestiona el geriátrico, Residencia de mayores 2013, no esté pagando las facturas ni a los trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La gerencia del geriátrico Valle-Inclán niega que el centro esté en precario