Libros, café y pastas: los alimentos de un club que permite leer con otros ojos

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

«El juego de Ender» es el título elegido para la reunión de este mes

16 may 2024 . Actualizado a las 21:12 h.

Apenas lleva medio año abierta, pero la librería Hojas de Lorien ha conseguido tejer a su alrededor una comunidad de amantes de la literatura. En el pequeño y mimado local vilagarciano siempre hay gente: la mayoría mujeres, porque «las mujeres leen más, eso es así». Habla Anabel Roca, una devoradora de libros que un buen día decidió convertir su pasión en su oficio. El arranque de la tienda ha sido tan prometedor que Anabel ha tenido que ampliar el espacio de exposición de libros. Al hacerlo se le planteó la ocasión perfecta para cumplir otro de sus sueños: crear el espacio ideal para un club de lectura. Sillas cómodas, aroma a café y pastas, contribuyen a convertir ese rincón de Hojas de Lorien en un paraíso en el que quienes disfrutan leyendo tienen la ocasión de desmenuzar libros compartidos, bucear en su contenido, desparramar las letras sobre la mesa y volver a casa con la sensación de haber leído ese libro a través de muchos ojos distintos.

El club de lectura echó a andar el mes pasado. En el centro del debate estaba La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey , una historia conmovedora que se convierte, por momentos, en un alegato a favor del poder de la palabra y del valor de la literatura como puerto seguro cuando el mundo, ahí fuera, se vuelve insoportable. «Me pareció que era un libro guay para empezar un club de lectura», cuenta Anabel, que se encarga de dirigir las sesiones, planteando líneas de debate y temas de reflexión. Debe de hacerlo bien: las diez personas que participaron en la primera sesión del club estuvieron hasta bien pasadas las once de la noche enfrascadas en una conversación «que muchas veces se sale del libro y se va por otros caminos». Como debe ser.

Este mes, la reunión del club será el sábado 25, a partir de las ocho de la tarde. Las personas interesadas en asistir a la reunión deben abonar seis euros que luego recuperan en forma de vales para comprar en la librería. Pero si hay un requisito que se deba cumplir es «venir con el libro leído» y con ganas de intercambiar opiniones y comentarios, según nos explica la mujer que coordina este encuentro de lectoras de todas las edades: «En esta próxima sesión creo que vamos a tener gente de entre 20 y 65 años. Eso también es muy interesante».

Para esta segunda cita del club, el libro que se ha puesto sobre la mesa es El juego de Ender, un clásico de la ciencia ficción. Y es que una de las ventajas de los clubes de lectura es que sirven para abrir nuevos horizontes, para permitir a quienes disfrutan de la lectura acercarse a géneros, títulos o firmas a las que, sea por lo que sea, no se han aproximado antes.

«El juego de Ender es mucho más que naves por el espacio. Plantea muchos debates interesantes, como si el fin justifica los medios», explica Anabel, que leyó por primera vez el libro de Orson Scott Card cuando era una niña y que aún sigue encontrando cosas nuevas entre sus páginas. En la reunión de este mes, a la mesa se sentarán Natalia Villar, «que es autora y viene desde Santiago» y la «booktouber» Laubythesea.

Anabel Roca ya tiene elegidos los títulos que se leerán en los próximos meses: Silas Marner, un clásico de George Eliot y La sal de las lágrimas, de Guillermo Moldes. Así que, si quieren participar en la experiencia que propone Hojas de Lorien, ya saben: seleccionen esos títulos, disfruten con la lectura y luego gocen de una buena conversación envuelta en el aroma que desprenden las estanterías llenas de libros y una taza de un buen café.