Vuelve a la escena política la sombra de la moción de censura en Cambados

Bea Costa
Bea Costa CAMBADOS / LA VOZ

AROUSA

José Ramón Abal, primero por la izquierda, durante una votación en el pleno de Cambados
José Ramón Abal, primero por la izquierda, durante una votación en el pleno de Cambados MONICA IRAGO

Fuentes del PP sostienen que la operación está en marcha mientras que Abal lo niega

13 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El Partido Popular de O Salnés no para de dar noticias en los últimos días. Tres semanas después de aprobada la moción de censura en la mancomunidad y tras anunciar la integración de Veciños de Meaño en la disciplina popular, a las puertas de las votaciones del domingo están lanzando el mensaje de que el próximo titular estará relacionado con una moción de censura en Cambados.

Del asunto se habla ya en la calle, aunque el principal implicado, el concejal José Ramón Abal de Cambados Pode, afirma que ni conoce los rumores ni hay ninguna base real en la que se puedan sostener. «Non hai nada», señaló a preguntas de este diario. Frente a su negativa rotunda, fuentes oficiosas del PP sostienen a una semana de la cita con las urnas que la operación para situar a Sabela Fole en la alcaldía «está feita».

Habrá que esperar a que pasen las elecciones del domingo para que se despeje el panorama, cuyo resultado sería determinante en la decisión que pueda adoptar José Ramón Abal con relación a una alianza con el PP cambadés que el pasado mayo fue imposible. Entonces, el edil independiente —cuyo voto es clave en la formación de una mayoría en la corporación municipal— se dejó querer tanto por la derecha como por la izquierda y acabó decantándose por esta última a la hora de formar una coalición junto al PSOE, BNG y Somos.

Con más retraso del previsto y muchas angustias, el cuatripartito inició por fin su andadura en octubre, aunque sin la cohesión que cabría esperar. Abal no solo mantiene las distancias con sus compañeros de gobierno a la hora de votar en los plenos o situarse tras la pancarta para pedir la compra del asilo. El concejal de Pode adopta en ocasiones un discurso más propio de la oposición al criticar públicamente la mala situación en la que se encuentra el Concello a efectos económicos y de logística, lo cual, argumenta, le dificulta la gestión de sus áreas: Obras e Servizos, Enoturismo, Seguridade Cidadá e Xestión do Tráfico.