A 2.500 raciones servidas por hora para abrir la Festa do Marisco

leticia castro O GROVE / LA VOZ

AROUSA

La alta afluencia de personas sorprendió porque no es habitual que haya tanta gente en los estands el primer día

06 oct 2023 . Actualizado a las 05:05 h.

La 60.ª Festa do Marisco de O Grove arrancó ayer a las siete de la tarde con una gran afluencia de público, ansioso por degustar los deliciosos platos servidos en el recinto gastronómico de la Praza do Corgo, entre los que se echa de menos este año el ejemplar de cangrejo real, la única tapa ausente, ya que el resto de los productos siguen, aunque con un precio algo superior debido al incremento del coste de la materia prima. Entre las subidas, la más llamativa aunque también esperada es la del pulpo, cuya ración de 330 gramos ha pasado de 16 a 18 euros.

Los primeros asistentes a la cita tenían ante sí una amplia gama de producto de primera categoría para escoger: almejas, berberechos, navajas, percebes, camarones, pulpo, mejillones, nécoras, ostras, vieiras y zamburiñas. Junto a ellos, el arroz o los fideos de marisco, la empanada y las croquetas, que siempre tienen buena salida pues son raciones que completan un menú con el que no pasar hambre. La afluencia de gente sorprendía ayer a propios y extraños, ya que no es habitual que el primer jueves de la cita las colas sobrepasen la oficina de turismo, como ocurrió ayer.

El regidor de la localidad, Jose Cacabelos, dio el pistoletazo con la tradicional cuenta atrás, no sin antes vender la excelencia del entorno y del producto a quienes aguardaban impacientes para poder comprar los tiques, la mayor parte de ellos visitantes nacionales que aprovecharon la buena temperatura para visitar el resto de espacios del recinto y observar la recién inaugurada muestra fotográfica realizada por el Club de Pesca Pérez Sub, «O Grove somerxido», en el interior de la carpa institucional. En la primera hora de venta se superaban ya las 2.500 raciones.

Más allá de lo gastronómico, el marisco es también inspirador para aquellos que llevan en las venas inquietudes creativas. Lo saben bien en Retoque Retro, donde crean piezas de temática marina realizadas a partir de residuos plásticos arrastrados por la marea que recogen en las playas. La última de ellas una centola que pesa nada más y nada menos que 80 kilos y que permanece expuesta desde ayer en la Cofradía de Pescadores de San Martiño gracias a la muestra “Mar sen Lixo II”, una iniciativa mediante la cual las mariscadoras llegaron a recoger 61 toneladas de residuos de las playas. La pieza impresiona, formada por restos de ropas de agua, tubos e incluso incorpora una boya llegada desde Nueva Jersey, tal y como comentan sus creadores. Junto a otras especies marinas, la centolla y el resto de las obras podrán visitarse hasta el próximo 27 de diciembre.