La pesca deportiva se rebela contra el plan de O Areoso por «desmesurado»

Bea Costa
bea costa A ILLA / LA VOZ

AROUSA

Xunta de Galicia

La asociación gallega prepara alegaciones al documento de Medio Ambiente y no descarta las movilizaciones

09 nov 2022 . Actualizado a las 20:40 h.

Desmesurado e incomprensible. Estos son los epítetos que le merece a la Asociación Galega pola Defensa da Pesca Recreativa (Agadper) el proyecto de orden por la que se establecen as normas relativas al uso público y de actividades recreativas en los islotes de Guidoiros y de Rúa. El documento, presentado la semana pasada, está en fase de alegaciones y la asociación está ya preparando las suyas con el fin de frenar las limitaciones que se le imponen a la pesca deportiva. Según informa su presidente, Fernando Piñeiro, el plan de protección de O Areoso afecta a una lámina de agua de 1.070 hectáreas en la que los pescadores no podrán lanzar la caña. «É unha barbaridade», abunda Piñeiro, quien ya ha iniciado los contactos con asociaciones de pesca recreativa y de submarinismo con el objetivo de crear un frente común contra la orden de la Consellería de Medio Ambiente.

El primer paso se dará por la vía administrativa, el siguiente será solicitar una reunión con responsables de la consellería para abordar el tema, y si de esta forma no se consigue aliviar las restricciones para la pesca deportiva en esta área, en la asociación gallega están dispuestos a liderar movilizaciones en los puertos ante lo que consideran un ataque frontal e innecesario a los aficionados a la pesca y a los negocios que dependen de este sector. «Nós apoiamos a protección do Areoso, pero estamos en contra da proposta de Medio Ambiente porque consideramos que está saída de contexto. Non saben a quen ni o que se está a limitar», señala Piñeiro.

Estos serán los límites para visitar Areoso a partir de Semana Santa

La Voz

Un cielo gris y un fuerte viento impidieron la visita a Areoso que este sábado tenía previsto realizar la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez. El plan era trasladarse hasta ese islote arousano para, desde allí, explicar las condiciones que la Administración va a poner a quienes quieran visitar un espacio cuya espectacular belleza ha acabado convirtiéndose en una maldición. El mal tiempo frustró los planes, así que fue en el muelle de O Campo, en A Illa de Arousa, donde se explicaron las normas que se avecinan y que persiguen, tal y como explicaron la conselleira y el jefe territorial, José Manuel González, armonizar la necesaria protección del espacio y su disfrute por parte de la población. La tarea no es fácil porque hay intereses que parecen contrapuestos, pero la Xunta ya tiene listo un documento que, en cuanto se publique el próximo martes, podrá ser estudiado por quienes se consideren afectados, que dispondrán de quince días para realizar sugerencias y alegaciones. A la espera de leer la letra pequeña de esa orden, estas son algunas de las cuestiones que ya ha avanzado Medio Ambiente, que agradeció el trabajo realizado por consellerías como Mar y Turismo, por el Concello de A Illa y por la Cofradía San Xulián y la OPP-20.

Seguir leyendo