Arousa: ganar y remar contra la corriente de cuatro potentes inercias

Pablo Penedo Vázquez
pablo penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Capotillo

El equipo vilagarciano se la jugará en la última jornada en A Lomba, pero también en Navalcarnero, Salamanca y Ceares

10 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El 3-0 encajado anteayer en el campo del Leganés B por el Arousa y el resto de resultados del día en el Grupo 1 de la Segunda RFEF obligan al conjunto arlequinado a ganar sí o sí en la matinal de este domingo en A Lomba al Bergantiños. Pero para aferrarse en la jornada de clausura de la Liga al comodín de la promoción de permanencia, que dará derecho al decimotercer clasificado a jugársela a partido único con otro equipo de los restantes grupos de la categoría en su misma situación, los de Luisito (38 puntos en la tabla) no dependen de sí mismos. Necesitan también que el Marino de Luanco (40) no pase del empate en su visita al Navalcarnero y que, si el Salamanca (38 puntos) gana en casa con el Compostela, el conjunto asturiano saque un punto o que el Móstoles (38) se imponga a domicilio al colista y desde hace semanas descendido Ceares. Así pues, el Arousa se la jugará en la última jornada simultáneamente en cuatro campos. Y lo que es peor, con la fuerza de sendas inercias en contra en los cuatro escenarios. Empezando por la que arrastra el propio cuadro vilagarciano. 

A LOMBA

El insuficiente efecto Luisito 

Pedirle a un técnico que reflote en tan solo cinco partidos a un equipo en caída libre como el que asumió Luisito se presuponía misión harto exigente. A falta ya solo del último encuentro, el balance del Arousa desde la llegada al banquillo del de Teo es de un triunfo, un empate y dos derrotas: 4 puntos de 12 posibles. Y delante, este domingo toca doblegar a un Bergantiños que pelea entrar en la promoción de ascenso. 

MUNICIPAL MARIANO GONZALEZ

La victoria del Luanco, para nada descartable 

En cualquier otro momento de la temporada, nadie dudaría del papel de favorito en un duelo entre el Navalcarnero, tercer clasificado, y el Marino de Luanco, hoy decimotercero. En la última jornada, sin embargo, las dinámicas y las repercusiones del resultado no hacen para nada descartable la victoria de un Luanco que anteayer ponía fin con un 2-0 a la carrera por el título y el ascenso directo del Unión Adarve, líder durante la mayor parte de la temporada. Una inyección de moral frente a un Navalcarnero que se despidió de la lucha por el premio finalmente conquistado por el Pontevedra en las dos últimas jornadas con su derrota (0-1) con el Bergantiños y su empate sin goles en O Carballiño ante el Arenteiro.