Fundación Lar: la vanguardia arousana en la prevención del suicidio en Galicia

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

El programa desarrollado por la entidad en este último año ha sido todo un éxito

06 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Durante demasiado tiempo, la salud mental fue un asunto del que se hablaba en susurros. Esos tiempos oscuros parecen haber quedado atrás, pero los problemas en ese ámbito siguen siendo objeto de un cierto estigma. Así lo señalaba ayer Amelia Varela, responsable de la Fundación Lar Pro-Saúde Mental, una entidad que lleva muchos años esforzándose por mejorar la calidad de vida de las personas que padecen alguna enfermedad mental, ayudándolas a integrarse en la sociedad e intentando borrar esa marca que las señala. «A veces se nos niega la entrada en algunos sitios. ¿Por qué? Por miedo, por desconocimiento», señalaba ayer Varela. Parece mentira que siga siendo así. Pero la realidad es terca, y hay cambios que llevan su tiempo. Lar quiere darle un impulso a su lucha contra «el estigma» y para ello ha diseñado un proyecto que tiene como objetivo a la rapazada de entre once y trece años. «Un intruso en el cerebro» es el lema elegido para acercarles la realidad de unas enfermedades que pueden asaltar a cualquiera, en cualquier momento.

De hecho, los problemas de salud mental se han extendido en los últimos años. El miedo, la incerteza y el aislamiento propiciados por la pandemia del coronavirus generó en muchas personas —probablemente muchas más que las que pueda parecer— cuadros de ansiedad y depresión. Son, en algunos casos, el inicio de un camino destructivo que, si no se logra abandonar a tiempo, puede acabar generando situaciones muy complejas. En Arousa, como en el resto del país, «la demanda de atención» por este tipo de malestares se ha incrementado, según explicó la jefa de servicio de Saúde Mental del Sergas, María Tajes. En ese confuso y complejo marco temporal en el que nos movemos, en buena parte de España han aumentado los casos de suicidio, algo que en Galicia no ha ocurrido. Pero es que aquí, recalcó Amelia Varela, los datos de partida son ya muy elevados: siempre estamos en los puestos de cabeza en esa devastadora lista.

El año pasado, Lar puso en marcha una serie de proyectos encaminados a la prevención del suicidio, amparados bajo el paraguas VI-DA. Se trata de dos iniciativas en las que el personal de Lar compartió con trabajadores de centros de menores y con otro tipo de profesionales una serie de herramientas que permitan detectar situaciones de riesgo, y desarrollar acciones de apoyo a las personas afectadas, fomentando su resilencia para, de esta forma, adelantarse a los acontecimientos. «En Galicia se registran muchos suicidios, sobre todo en el tramo entre los 15 y los 30 años», explicaba Varela.